El Comercio

El IPC sube en Asturias un 1,3 % en octubre

  • La tasa interanual se queda en el 1%, la mayor de España, tres décimas por encima de la media nacional

Los precios de consumo subieron en Asturias en octubre un 1,3 por ciento respecto a septiembre, mientras que la tasa interanual se situó en el 1 por ciento, la mayor de España, tres décimas por encima de la media nacional. Según el Índice de Precios al Consumo (IPC) publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en lo que va de año la subida del IPC en Asturias es del 0,6 por ciento.

La mayor subida del IPC el mes pasado en el Principado se registró en el de vestido y calzado, un 12 por ciento, y la vivienda, un 2,2 por ciento, mientras que el precio del transporte se incrementó en un 1,3 por ciento. La mayor caída de los precios se dio en ocio y cultura, 2 por ciento, seguido de hoteles café y restaurantes y bebidas alcohólicas y tabaco, que registraron un descenso de un 0,1 por ciento.

A nivel nacional, el IPC subió en octubre el 0,7 % respecto al mismo mes del año anterior, cinco décimas más que en septiembre, con lo que ya suma dos meses en positivo, algo que no ocurría desde julio de 2015. El dato de hoy confirma el avanzado por el INE el pasado 28 de octubre y se explica por el encarecimiento de los precios de la energía, en particular de la electricidad, del gas, del gasóleo para calefacción y de los carburantes y lubricantes.

La inflación subyacente, que no tiene en cuenta los precios de la energía ni de los alimentos frescos, se mantuvo en el 0,8 % interanual, con lo que se situó una décima por encima del IPC general, la menor diferencia entre ambos indicadores desde julio de 2014.

Por sectores

Los grupos que empujaron al alza la tasa interanual del IPC fueron el de la vivienda y el transporte, ya que el primero incluye la electricidad y el segundo, los carburantes. El grupo de la vivienda siguió en negativo, pero moderó su caída hasta el 0,4 % interanual, dos puntos y medio menos que un mes antes, gracias a la subida de los precios de la electricidad, que un año antes estaban cayendo. El grupo del transporte subió el 1,7 % en octubre respecto a un año antes, casi dos puntos por encima de la tasa registrada en septiembre, debido al encarecimiento de carburantes y lubricantes que hace un año evolucionaban a la baja.

Dentro del IPC general hubo otros dos grupos que tiraron de los precios a la baja y que propiciaron que la inflación no hubiese sido mayor en octubre, que fueron el de los alimentos y bebidas no alcohólicas, y el de el ocio y la cultura. El grupo de los alimentos registró una subida anual del 0,3 %, cinco décimas inferior a la del mes pasado, causada por la estabilidad de precios de la fruta fresca y los aceites que un año antes estaban subiendo.

El grupo del ocio y la cultura acentúo en cuatro décimas su bajada interanual, que fue del 1,9 % en octubre, a consecuencia del abaratamiento de los precios de los viajes organizados tras el fin de la temporada veraniega.

En comparación con un mes antes, el IPC subió el 1,1 %, lo que se explica por los mismos factores que el alza interanual (encarecimiento de los precios de la energía), pero también por un factor estacional como es el incremento de los precios del vestido y calzado con la llegada de la nueva temporada de invierno.

El IPC registró avances anuales en todas las comunidades y se situó en el 1 % en Asturias y Navarra; en el 0,9 % en Cataluña; en el 0,8 % en Andalucía, Cantabria, Castilla y León y Galicia; en el 0,7 % en Aragón, Baleares y País Vasco; en el 0,6 % en Canarias, Extremadura, Murcia y Melilla; en el 0,5 % en Castilla-La Mancha y Madrid; en el 0,4 % en la Comunidad Valenciana y la ciudad autónoma de Ceuta, y el en 0,3 % en La Rioja. IPC Armonizado (IPCA), que mide la evolución de los precios con el mismo método en todos los países de la zona del euro, subió el 0,5 % interanual, cinco décimas más que el mes anterior. La variación anual del IPC a Impuestos Constantes (IPC-IC) fue del 0,7 %, igual a la registrada por el IPC general.