El Comercio

Yellen sugiere una subida de los tipos de interés en EE UU «relativamente pronto»

La presidenta de la Reserva Federal de EEUU, Janet Yellen.
La presidenta de la Reserva Federal de EEUU, Janet Yellen. / Efe
  • Confirma que se mantendrá al frente del organismo monetario hasta el final de su mandato, en enero de 2018

La presidenta de la Reserva Federal de EE UU, Janet Yellen, ha sugerido este jueves que el organismo monetario acometerá una subida de los tipos de interés "relativamente pronto", según indicó durante su intervención inicial de este jueves en el Congreso de los EE UU.

En su última reunión sobre política monetaria a comienzos del mes de noviembre, el Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC) decidió mantener los tipos de interés en EE UU en un rango estimado de entre el 0,25% y el 0,5%, donde se mantienen desde el pasado mes de diciembre, a la espera de más datos que confirmen la mejora en la economía estadounidense.

"El Comité estimó que el argumento a favor de una subida de tipos continuó fortaleciéndose y que tal subida podría resultar apropiada relativamente pronto", indicó Yellen, que condiciona la subida de tipos a "pruebas adicionales" de que la economía estadounidense está avanzando hacia los objetivos de la Fed.

Yellen señaló, también, que retrasar "demasiado" la subida de tipos de interés podría obligar a la institución a endurecer la política monetaria de forma "abrupta" para evitar que la economía supere significativamente los objetivos de la Fed, que pasan por el pleno empleo y una tasa de inflación del 2%.

Así, advirtió de que mantener los tipos de interés en los niveles actuales podría suponer unos "riesgos excesivos" y, en última instancia, "lastrar la estabilidad financiera", por lo que la opción de un endurecimiento de la política monetaria en la reunión que el organismo celebrará los próximos 13 y 14 de diciembre gana más peso todavía.

La presidenta de la Fed indicó, además, que el FOMC espera que la evolución de la economía "solo garantice incrementos graduales de los tipos de interés a lo largo del tiempo para conseguir y mantener la estabilidad de precios y el pleno empleo".

No obstante, en referencia a la reunión de noviembre, Yellen ha justificado que "esperar a tener más evidencias", no significa una falta de confianza en la economía de estadounidense. "La tasa de desempleo se mantuvo estable desde principios de año a pesar de que la creación de empleo estuvo por encima de la media y la inflación continuó por debajo del objetivo, por lo que el Comité juzgó que había más espacio para el mercado de trabajo que el anticipado a comienzos de año".

En el tercer trimestre de 2016, la economía estadounidense experimentó una expansión anualizada del 2,9%, su mejor ritmo de crecimiento en dos años y 1,5 puntos porcentuales por encima del crecimiento del 1,1% observado en el segundo trimestre del año.

Asimismo, la inflación interanual se incrementó una décima en octubre hasta el 1,6%, lo que supone su mejor nivel desde octubre de 2014, cuando se situó en el 1,7%.

Por su parte, el mercado laboral de EE UU generó en octubre 161.000 nuevos puestos de trabajo, mientras que la tasa de paro se incrementó una décima, hasta el 5%, aunque del Departamento de Emlpeo revisó significativamente al alza las cifras de creación de empleo en agosto y septiembre.

Asegura que seguirá al frente de la FED a pesar de Trump

Por otro lado, durante la sesión de control en el Congreso estadounidense Yellen ha asegurado que completará su mandato al frente de la Fed, que concluye en enero de 2018, a pesar de que el republicano Donald Trump se haya impuesto en las elecciones presidenciales de EE UU.

"El Senado me confirmó un mandato de cuatro años, que finaliza a finales de enero de 2018, y mi intención es cumplir este mandato", aseveró la presidenta de la Fed.

Trump fue muy crítico en numerosas ocasiones con la presidenta de la Fed durante el transcurso de su campaña electoral, cuestionando su independencia al afirmar que sigue las directrices del presidente Obama al retrasar una subida de los tipos de interés con el objetivo de mantener al alza el mercado antes de la cita electoral.

Además, mientras fue candidato republicano a la Casa Blanca, Trump abogó por sustituir a la presenta del principal organismo monetario de EE UU en una entrevista con la revista 'Fortune'.