El Comercio

El frenazo de la inversión ralentiza la economía en el tercer trimestre hasta el 0,7%

  • En cualquier caso, el menor crecimiento entre julio y septiembre se debió a una menor contribución de la demanda nacional (2,6 puntos frente a 2,9 del trimestre anterior) motivada por el desplome de la inversión, que apenas avanzó un 0,1% frente al 1,1% de los tres meses anteriores

La economía se ralentizó ligeramente en el tercer trimestre del año. Lo hizo sólo una décima, hasta el 0,7%. Sin embargo, fue suficiente para convertirlo en el ritmo más lento desde el último trimestre de 2014, según los datos de contabilidad nacional publicados ayer por el INE. Esta desaceleración estuvo muy influenciada por el frenazo de la inversión en esos meses. En tasa anual, la economía se elevó un 3,2%, lo que implica dos décimas menos que el anterior trimestre. Pese a todo, el avance del PIB sigue siendo el doble que la media de la zona euro (1,6%) y es lo que permitió al Gobierno mantener su optimismo.

En cualquier caso, el menor crecimiento entre julio y septiembre se debió a una menor contribución de la demanda nacional (2,6 puntos frente a 2,9 del trimestre anterior) motivada por el desplome de la inversión, que apenas avanzó un 0,1% frente al 1,1% de los tres meses anteriores.

En tasa anual este índice también registró un retroceso de cinco décimas al pasar del 3,6% al 3,1%. Esta ralentización abre una perspectiva negativa a corto plazo por las dudas existentes en la economía internacional que pueden castigar todavía más la inversión.

Los vientos de cola que han favorecido el crecimiento de España pueden empezar a soplar con menos fuerza. De hecho, tanto el Ejecutivo como todos los organismos prevén que en 2017 el avance del PIB sea menor.