El Comercio

El Principado cree que el 'Brexit' le afectará negativamente, pero menos que a otras comunidades

  • Las perspectivas para la economía asturiana son «optimistas» tanto para el cierre del año 2016 como para el próximo ejercicio

El Gobierno asturiano considera que la instrumentación del 'Brexit' (proceso de desconexión del Reino Unido de la Unión Europea aprobado por referéndum) podría tener repercusiones negativas en Asturias. No obstante, el Ejecutivo regional considera que "al contrario de lo que ocurre en otras comunidades autónomas, ésta es una región menos expuesta a este aspecto por su menor dependencia de las exportaciones a Reino Unido y la menor atracción de turistas británicos, entre otros factores".

Así consta en el Informe Económico-Financiero del anteproyecto de presupuestos del Principado de Asturias para 2017 que el Ejecutivo liderado por el socialista Javier Fernández ha registrado en la Junta General del Principado de Asturias a comienzos de semana. Además de este capítulo del 'Brexit' hay otras cuestiones que hacen que las expectativas de crecimiento en el Principado continúen siendo "inciertas", no sólo para Asturias, también para España. En este punto se refiere el Ejecutivo asturiano a las "incertidumbres" que continúan generando la situación económica nacional e internacional, los flujos migratorios o las tensiones geopolíticas.

Evolución de la economía asturiana

El Gobierno asturiano señala que de acuerdo con los indicadores disponibles para el periodo transcurrido del año 2016, la economía asturiana estaría consolidando su crecimiento, sustentado en gran medida por el buen comportamiento del sector Servicios.

Los indicadores de consumo privado, además, muestran que éste ha ido consolidando su recuperación aunque "de manera moderada". La actividad constructora sigue siendo débil aunque algunos indicadores "llevan meses mostrando signos de una progresiva estabilización e incluso cierto repunte". "La estabilidad de los mercados financieros, unida a los bajos tipos de interés y la mejora de la confianza de los h

ogares han propiciado que las compras de viviendas en la región se hayan revitalizado", prosigue el informe económico-financiero. Así, señala que las perspectivas para la economía asturiana son "optimistas" tanto para el cierre del año 2016 como para el próximo ejercicio. "El consenso de previsiones de crecimiento disponibles para Asturias se sitúa en el 2,4% para 2016,mientras que para 2017, la estimación de consenso recoge una ligera desaceleración y se sitúa en el 2,1%", explican desde el Ejecutivo.

Temas