Un Zara cada vez más ecológico y solidario

  • El gigante textil se pone como reto que al menos una de cada diez prendas esté fabricada con tejidos orgánicos o material reciclado

La preocupación por el medio ambiente está muy presente en el grupo Inditex, hasta el punto de que su reto para este año 2017 es que entre un 5% y un 10% de su ropa sea ecológica. Es decir, que una de cada diez prendas provenga de tejidos orgánicos o reciclados. Por ello la presencia de materias primas como el algodón orgánico (que se cultiva sin fertilizantes ni pesticidas químicos), el algodón BCI (procedente de plantaciones donde se supervisan las condiciones laborales, el uso del agua y los fertilizantes), la refibra (fibra reciclada de muy alta calidad que solo comercializa Inditex) o el tencel (una fibra creada a partir de madera de bosques sostenibles) tienen cada vez más presencia en sus colecciones de moda.

Pero no solo eso, sino que además la compañía gallega apuesta por darle una segunda vida a la ropa, otro paso más hacia la denominada economía circular. Es por eso que en todas las tiendas Zara de España -al igual que en otros países- ya han instalado contenedores para que los cliente depositen las prendas que ya no utilizan, de igual modo que puede solicitarse la recogida en casa de forma gratuita al hacer un pedido on line. Y este servicio, tanto físico como online, pretenden extenderlo por todos los países y a todas sus enseñas. Toda esta ropa la donan a la institución católica sin ánimo de lucro Cáritas, que recoge cada año unas 25.000 toneladas, de las cuales unas 180 proceden de tiendas Inditex y otras 10.000 de los 800 contenedores que la marca gallega ha colaborado a instalar en las calles de las principales ciudades españolas. Esta organización, a través de su empresa de reinserción Koopera -que da trabajo a 500 personas-, es la encargada de revisar una a una las prendas, decidir cuáles están en condiciones de reutilizarse tal cual por personas con pocos recursos y, las que no, se reciclan para generar nueva materia prima textil, que Inditex usa posteriormente para sus colecciones.

Para aquellos interesados, Zara ha agrupado todas estas prendas sostenibles bajo una etiqueta única denominada Join Life, que confía en que se expanda rápidamente. Sin duda una moda que ha venido para quedarse.