La inversión extranjera se redujo un 1,2% en 2016, hasta los 23.476 millones

El ministro de Economía, Luis de Guindos.
El ministro de Economía, Luis de Guindos. / Efe
  • Las ventas españolas al exterior crecieron hasta los 21.440 millones en 2016, con Reino Unido como principal socio comercial

La economía española recibió 23.476 millones en forma de inversiones extranjeras durante el año pasado, lo que supone una caída del 1,2% con respecto a los datos del ejercicio anterior, según ha apuntado el Ministerio de Economía. A pesar de este retroceso, el departamento que dirige Luis de Guindos no ve "preocupante" esta disminutación porque en 2015 se contabilizaron "muchos proyectos de inversión extraordinarios" que elevaron la cuantía en esos meses, según ha indicado la secretaria de Estado de Comercio, María Luisa Poncela, en el encuentro 'Tendencias de las inversiones chinas en España', organizado por KPMG y Esade.

Poncela ha aclarado que la inversión extranjera ha "mantenido prácticamente el dato de 2015, lo que significa que somos un país de interés para los inversores". Y ha recordado que mientras que en España esa inyección de dinero ha retrocedido poco más de un 1%, en el resto del mundo ha caído una media de entre el 10% y el 15%. Por ello, sostiene que crecemos "más" que los países de nuestro entorno.

Por su parte, la inversión directa extranjera (incluye las ETVE, entidades de tenencia de valores extranjeros) alcanzó los 33.096 millones en 2016, un 30,8% más que en el año anterior. Desde Economía recuerdan que estas cifras de flujos de inversión suelen ser ser muy volátiles, ya que con solo cinco operaciones pueden concentrar el torno al 85% de la inversión de un mes.

En lo que respecta a las inversiones meramente productivas que recibió España, los principales países de origen fueron Estados Unidos, con 4.968 millones (el 21,2% del volumen total y un incremento del 126%), seguido de Luxemburgo (2.474 millones, el 10,5% del total), Países Bajos (2.231 millones, el 9,5%) y Alemania (2.211 millones, el 9,4%).

En el sentido contrario, la inversión española directa total en el extranjero sumó 33.767 millones, lo que supone un 23% menos que en 2015. También en este caso el descenso se debe al efecto estadístico provocado por operaciones "puntuales y extraordinarias" contabilizadas en aquel ejercicio. El destino principal de estos capitales fue Reino Unido, con 8.601 millones, el 37% del total y un aumento del 126% respecto a un año antes, seguido de Estados Unidos, con 2.315 millones, el 10% del total y una caída del 80%, y de Países Bajos, con 2.058 millones, el 8,8% del total y un incremento del 195%.

China, un mercado en auge

Aunque la economía china no aparece entre los primeros lugares de los países desde donde más dinero recibe España en forma de inversiones, la secretaria de Estado de Comercio, María Luisa Poncela, ha recordado que "hay recorrido" para mejorar ese flujo de inversiones con este país. Hasta ahora, el interés de los emprsearios del gigante asiático se ha concentrado en las telecomunicaciones, el juego o los clubes de fútbol. Poncela ha indicado que España cuenta con sectores "de interés, donde la economía es puntera, como las ingenierías o las consultorías".

En España se encuentran operando actualmente unas 150 compañías chinas, que generan unos 2.000 puestos de trabajo permanentes y directos. "Pero aún estamos lejos de lo que podemos conseguir", ha indicado María Luisa Poncela. Porque de los 46.000 millones que llegan del gigante asiático a la Unión Europea cada año, Alemania recibe 12.000 millones y España se queda "sólo" con un 10% de esa cantidad. En lo relativo a las exportaciones, los bienes y servicios que venden las empresas españolas a China apenas representan un 2% del total. Es una cifra baja, "aunque ha crecido rápidamente", ha recordado Poncela en su intervención en KPMG.

Récord de exportaciones

Precisamente, el déficit comercial alcanzó los 3.134 millones en enero, lo que supone un aumento del 31,3% respecto al mismo mes del año anterior, según los datos ofrecidos por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.

Este resultado es consecuencia de un nuevo récord de las exportaciones, que aumentaron un 17,4% en enero, hasta los 21.440 millones de euros, máximo histórico de la serie para el primer mes del año, mientras que las importaciones se incrementaron un 19%, hasta los 24.574 millones de euros. La tasa de cobertura se situó en enero en el 87,2%, frente al 88,4% del mismo mes de 2016.

Las exportaciones españolas se comportaron en enero mejor que las de la zona euro y que las de la UE, donde crecieron un 11,7% y un 11,8%, respectivamente. Las ventas españolas al exterior aumentaron en mayor medida que las exportaciones de Italia (13,3%), Alemania (11,8%), Francia (2,2%), Estados Unidos (8,7%) y Japón (1,3%), pero no superaron el crecimiento de las de Reino Unido (27,8%).

En cuanto al destino de las exportaciones, las dirigidas a la UE, que suponen el 67,8% del total, se incrementaron un 15,3% en enero, mientras que las ventas a la zona euro (el 53,3% del total) subieron un 17,2% y las dirigidas al resto de la UE (el 14,5% del total), un 8,9%.

Todas las comunidades autónomas registraron crecimientos en sus exportaciones, excepto Castilla y León, en la que se mantuvieron estables. Los mayores incrementos se dieron en Asturias (+62,6%), Baleares (+54,7%) y Murcia (+46,4%).