Acacio Rodríguez asume la presidencia de Duro Felguera tras la dimisión de Del Valle

Acacio Rodríguez, durante la asamblea de accionistas de junio pasado. /MARIO ROJAS
Acacio Rodríguez, durante la asamblea de accionistas de junio pasado. / MARIO ROJAS

Las presiones de consejeros y directivos y su aislamiento aceleran la renuncia del hasta ahora máximo responsable del consejo, que seguirá como vocal

SUSANA BAQUEDANO GIJÓN.

Ángel Antonio del Valle ha dimitido. El anuncio se hacía oficial a las 16.30 horas de ayer a través de un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Se va, pero se queda. Deja el cargo ejecutivo, pero sigue siendo vocal del consejo de administración, en calidad de consejero dominical externo, como le corresponde por derecho al ser representante del 24,4% de las acciones del grupo asturiano. Acacio Rodríguez, hasta ahora consejero independiente, es ya el nuevo presidente de la compañía.

Las presiones de varios consejeros independientes y de los propios directivos de Duro ante la situación financiera de la empresa, pendiente de la venta del inmueble de Madrid para el desbloqueo de los avales por parte de la banca acreedora, y el cada vez mayor «aislamiento» de Del Valle, imputado en el caso de corrupción por supuestos sobornos en Venezuela, han acelerado su renuncia. «Había perdido la confianza de la mayoría y la situación era insostenible», según las fuentes conocedoras del proceso.

Presidente:
Acacio Faustino Rodríguez García.
Vicepresidente:
María Teresa Arias Zapico, en representación de Inversiones Río Magdalena, S. L.
Consejeros:
Ángel Antonio del Valle Suárez, en representación de Inversiones El Piles, S. L. José Manuel López Vázquez, en representación de Inversiones Somió, S. L. Javier Sierra Villa, en representación de Inversiones El Piles, S. L. Elena Cabal Noriega (consejera independiente). Francisco Javier González Canga (independiente) y en el próximo consejo se incorporará, también como independiente, José Manuel García Hermoso.
Secretario:
Secundino Felgueroso Fuentes.

La noticia de su marcha se confirmó, como se decía, por la tarde, pero hasta entonces hubo revuelo y «mucha expectación» en las instalaciones de la empresa. La plantilla había amanecido con la noticia de su dimisión publicada en un medio digital, pero no acababa de ser confirmada. Había que esperar al citado hecho relevante. Es una compañía cotizada.

Un fondo luxemburgués presenta una oferta por la sede de Madrid que mejora las anteriores

El consejo de administración aceptó el pasado jueves la renuncia de Del Valle y aprobó el nombramiento de Acacio Rodríguez en su lugar, según informó la propia empresa. También en esa última sesión, se acordó que en la próxima reunión del máximo órgano ejecutivo de Duro, prevista para el próximo miércoles, se nombrará un consejero independiente. Según las fuentes consultadas, José Manuel García Hermoso, expresidente de Ensidesa, sustituirá al dimitido Ricardo Córdoba. También en esa reunión podría aprobarse la venta de la sede madrileña de Duro. Al parecer, un fondo luxemburgués, recomendado por Banco Sabadell, habría presentado una tercera oferta, que mejora la de la entidad financiera y la que presentó Sandra Ortega, la hija mayor del presidente de Inditex.

Más información

Mínimos en la bolsa

Los rumores sobre la dimisión tantas veces anunciada de Del Valle surgieron a primera hora de la mañana y se correspondieron durante toda la jornada bursátil con una intensa actividad vendedora, con más del triple del volumen medio diario de transacciones de títulos de la ingeniería asturiana. Por un momento, el valor de la acción de Duro llegó a marcar su mínimo histórico, con 0,45 euros por título, si bien finalmente cerró en 0,46 y una capitalización bursátil de 66,24 millones de euros. El recorrido al alza previsible es grande, si la ingeniería recibe ahora los avales comprometidos por la banca y consigue nuevos contratos en mercados fiables.

Duro Felguera se dispone a escribir una nueva página de su historia. Turbulenta en los últimos meses. Mucho. La agónica situación financiera y el pulso mantenido entre quien hasta ayer era su presidente y la banca acreedora tenían en vilo a una plantilla formada por 2.000 trabajadores y sus familias. A esta situación se sumó la noticia de la querella de la Fiscalía Anticorrupción por presuntos sobornos en Venezuela.

Los resultados de los nueve primeros meses del año arrojaron unas pérdidas de 11,4 millones de euros en una empresa que se encamina ya hacia el quinto mes sin nuevo pedidos debido a la falta de avales. Por ello, el grupo asturiano se vio obligado a dar de baja cuatro proyectos por un importe total de 918 millones de euros.

Acacio Rodríguez se encargó de pilotar la dura reconversión siderúrgica de los años 90 y ahora le tocará pilotar la reactivación de Duro Felguera, al menos hasta que haya una nueva estuctura de capital con la entrada de nuevos socios. Quienes han trabajado con él destacan que es un ejecutivo «racional», cuya «cabeza funciona como un ordenador». «Tiene el arte de simplificar los grandes problemas», resumen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos