Acacio Rodríguez plantea un ajuste estructural en Duro para recuperar competitividad

La venta de la sede madrileña, un objetivo básico. / IÑAKI MARTÍNEZ
La venta de la sede madrileña, un objetivo básico. / IÑAKI MARTÍNEZ

La acción del grupo asturiano se desploma un 4,76% en Bolsa hasta los 0,40 céntimos y cierra la semana con un nuevo mínimo histórico

S. BAQUEDANO GIJÓN.

Aún no ha transcurrido una semana desde su nombramiento como presidente de Duro Felguera y Acacio Rodríguez ya está perfilando su estrategia de actuación para reflotar la compañía. Entre el pasado jueves y ayer, mantuvo diversas reuniones con los directores generales y el staff en su conjunto. El mensaje fue claro. El reto del grupo asturiano a partir de ahora es «ganar competitividad».

En el encuentro que mantuvo el jueves con los directivos de la compañía -algunos de ellos tuvieron que conectarse de forma remota al encontrarse fuera de Asturias-, Acacio Rodríguez estuvo acompañado en la mesa por José Carlos Cuevas de Miguel, director general de asuntos corporativos, y el secretario del consejo de administración, Cuno Felgueroso. Lo primero, insuflar energía positiva tras cinco meses de tensiones e incertidumbre, para lo cual elogió el nivel del equipo gestor y su reconocimiento en el ámbito internacional.

Tras ello, sacó a relucir un informe elaborado por Miguel Zorita, ex asesor del consejo de administración -cuyo contrato venció el pasado sábado- que establece una ratio muy elevada en ventas por persona, mientras que la competencia directa de Duro tiene ratios más bajas aunque con menos cualificación técnica. Acacio Rodríguez no habló de ajustes de personal ni de posibles ERE's, pero sí mostró su preocupación ante la excesiva carga de personal de algunas líneas con escasa contratación, como es el caso de la división de Energía. Al parecer, según las fuentes consultadas, se prevén también cambios en el departamento de Recursos Humanos.

Venta de la sede madrileña

Acacio Rodríguez seguirá el plan de negocio aprobado por la empresa y consistente, entre otras cuestiones, en un programa de desinversiones. La operación de venta más urgente y adelantada es la del edificio de Madrid. La firma podría llevarse a cabo a mediados de este mismo mes. Un fondo, al parecer luxemburgués, recomendado por el Banco Sabadell, está dispuesto a aportar 38 millones de euros por la sede del grupo asturiano en la capital del país. De esa cuantía, diez millones pasaría a formar parte de un depósito como garantía para que la banca acreedora libere el resto de los avales, hasta 31 millones, necesarios para que Duro vuelva a contratar. La banca ya aprobó dicho plan y está a la espera de que Duro venda el citado inmueble.

Núcleo y Epicom, las divisiones de Duro que se alojan en ese edificio podrían mantenerse en él en régimen de alquiler. Mientras, la compañía seguirá buscando inversores interesados en ambos negocios que no pertencen a su 'core business' o actividad principal.

En su conversación con los directores generales, Acacio Rodríguez insistió en la necesidad de centrarse en las líneas de negocio rentables, y de desinvertir en aquellos activos no estratégicos. En conclusión: «Duro será lo que los resultados le permitan ser». Esta frase emana de fuentes conocedoras de todo este proceso. En ese proceso de desinversiones se incluye Felguera Raíl, en Mieres.

En Bolsa, la empresa se desplomó ayer hasta los 0,40 euros por título, con una pérdida de 4,76% en relación con la cotización del jueves. Se negociaron 622.776 acciones por importe de 255.534 euros. El mercado está penalizando la falta de información de los planes de la empresa y sus cobros de deuda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos