Los afectados por el 'caso Volkswagen' se unen para exigir indemnizaciones

Alberto Rey.
Alberto Rey. / E. C.

El despacho del abogado asturiano Alberto Rey es uno de los doce que llevan el caso en España

S. BAQUEDANO GIJÓN.

Doce despachos de abogados de todo el país han formado la Agrupación de Afectados por Volkswagen para defender a los propietarios de 700.000 coches afectados por el escándalo que saltó a la luz pública en septiembre de 2015 a raíz de la manipulación de motores para ocultar emisiones contaminantes. Esta asociación nace a instancias del juez de la Audiencia Nacional, que decidió agrupar a todas las acusaciones particulares de afectados por el caso en España para «agilizar» el proceso, no «perjudicar» al desarrollo del caso y coordinar la defensa, explica Alberto Rey, del único despacho asturiano de abogados que forma parte de dicha asociación.

Estos abogados tienen claro su objetivo, que no es otro que el consorcio automovilístico alemán pague por un delito medioambiental y de fraude al igual que ya está haciendo en Estados Unidos, donde las autoridades de ese país han llegado a un acuerdo con Volkswagen para compensar a los propietarios que compraron el motor diésel A189 de sus marcas VW, Seat, Skoda, Audi y Porsche. La compañía trucó once millones de vehículos diésel en todo el mundo para que aprobasen los estándares medioambientales requeridos para su venta. Para ello, instaló un software en el vehículo que detectaba cuándo estaba siendo sometido a pruebas. El programa activaba un mecanismo que impedía la expulsión de gases contaminantes, el aparato recibía el aprobado, y volvía a desactivarse una vez acababan los tests. Durante el uso cotidiano del coche, sin embargo, los contaminantes expulsados suponían hasta 40 veces más lo permitido. En Asturias se estima que son cientos las afectados por este escándalo, según el despacho de Abogados Alberto Rey Núñez.

Lejos de apoyar a los consumidores, como se ha hecho en Estados Unidos, en España la Dirección General de Tráfico (DGT) está enviando cartas a los afectados pidiéndoles que acudan a los talleres de la marca para que se restaure el 'software malicioso', con lo que «está coadyuvando a Volkswagen», critican desde la Agrupación, que estudia querellarse contra la DGT por este motivo.

Los 700.000 propietarios de vehículos con motores trucados tienen derecho a una compensación económica por parte de la compañía de entre el 10% y el 20% del valor de su automóvil, según la Agrupación de Afectados. Estiman que las indemnizaciones pueden alcanzar los 5.000 euros. De momento, representan a unos 2.000 afectados.

Fotos

Vídeos