Duro Felguera ampliará capital por 125 millones con una «fuerte dilución» de sus accionistas

Duro Felguera ampliará capital por 125 millones con una «fuerte dilución» de sus accionistas
Acacio Rodríguez. / MARIO ROJAS

La compañía, que ya anticipa unas pérdidas de 190 millones de euros, aumentará capital para garantizar su viabilidad y el mantenimiento del mayor número de empleos posible»

SUSANA BAQUEDANO GIJÓN.

Operación acordeón. Así se denomina en el ámbito financiero al proceso que tiene previsto realizar Duro Felguera para poner el marcador a cero, sanear sus cuentas y proceder a una ampliación de hasta 125 millones de euros para restituir el capital. Ayer, la compañía asturiana, cuya cotización había sido suspendida por la CNMV por «retención de información privilegiada», anunció que, en el marco de las negociaciones que mantiene con la banca para reestructurar su deuda, se contempla un aumento de capital de entre 100 y 125 millones de euros.

De manera previa a esa ampliación, Duro Felguera reducirá capital para enjugar pérdidas y ajustar su patrimonio. De acuerdo con el plan de la banca acreedora, también prevé recortar su deuda hasta los 85 millones de euros. Además, recibirá una entrada de liquidez de 25 millones por parte de las entidades financieras, así como líneas de avales para nuevos proyectos por una cuantía máxima de 100 millones de euros. En el hecho relevante remitido a la CNMV, el grupo explica que esas operaciones son necesarias para corregir el «fuerte desequilibrio patrimonial» que sufre la compañía como consecuencia del deterioro de activos, que le ha obligado a efectuar dotaciones por 190 millones de euros.

En el escrito dirigido a la CNMV, firmado por el secretario del consejo de administración, Secundino Felgueroso, se señala que de las operaciones citadas y, a expensas de la definición final de la ampliación de capital, se podría prever una «fuerte dilución» para los accionistas actuales.

No obstante, considera que las operaciones previstas garantizarían «la estabilidad y viabilidad futura de la compañía, así como el mantenimiento del mayor número de puestos de trabajo posible».

El mayor impacto en esos resultados negativos del ejercicio 2017 serían las estimaciones para dotaciones no recurrentes que se realizarían como consecuencia del deterioro de, entre otros, la deuda en Venezuela (46 millones de euros); la actualización de litigios (61 millones de euros); deterioro de activos (33 millones de euros); así como por los activos por impuestos diferidos, al dar de baja al menos el importe de activos por impuestos diferidos que superan el de pasivos (50 millones de euros), si bien una vez la compañía se haya refinanciado, reestimará el ajuste de este último punto y valorará su reactivación. El total de los importes descritos se situarían en el entorno de 190 millones de euros.

En un consejo de administración de Duro Felguera que se celebrará «en los próximos días» -según fuentes consultadas será el miércoles de la próxima semana- se someterá a análisis y votación el proceso de refinanciación que la sociedad. En ese consejo se prevé la aprobación de las cuentas anuales del ejercicio 2017.

Por otra parte y conforme a lo previsto, Duro Felguera ha procedido a la desinversión de sus edificios en Madrid, obteniendo una liquidez adicional de 7 millones de euros, prevista para el período transitorio hasta la ejecución de la ampliación de capital.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos