Cómo se aplica la interrumpibilidad del suministro eléctrico

La interrumpibilidad es una herramienta de gestión del sistema eléctrico que permite que Red Eléctrica de España (REE) flexibilice la demanda de energía en los grandes consumidores.

Se gestiona mediante paquetes de consumos que se adjudican a las empresas en una subasta a la baja. Desde hace tres años las subastas se celebran de manera anual. Las empresas adjudicatarias se comprometen a reducir su consumo en el volumen que le requiera REE.

Una vez que se adjudica, lo habitual es hacer un ensayo con las empresas. Las compañías deben responder de manera real aunque el sistema no lo necesite. En 2016, la interrumpibilidad se aplicó en una ocasión.

Fotos

Vídeos