Arcelor finalizará la remodelación de la acería de Avilés a finales de 2019

El interior de la acería de Avilés, donde se acometerán las mejoras del nuevo proyecto. / ARCELORMITTAL

La mejora supone 100 millones de inversión y habilitará la producción de desbastes mayores que los actuales, para los clientes de energía eólica y construcción naval

S. BAQUEDANO GIJÓN.

ArcelorMittal confirmó ayer la noticia adelantada en julio pasado por EL COMERCIO y subrayó que «en el último trimestre de 2019 culminará la remodelación de la acería de Avilés». Se trata de una actuación en la que invertirá 100 millones de euros y que permitirá producir desbastes de mayor ancho y espesor que los actuales, para atender las necesidades de sus clientes de los sectores de la energía eólica y la construcción naval, así como requerimientos especiales de calidad de la automoción. Se trata de incrementar la eficiencia de la instalación y proporcionar a los clientes un producto de mayor calidad.

La decisión va en la línea ya expresada por la empresa de afianzar la actividad de la acería asturiana. Con esta inversión, ArcelorMittal da un paso decisivo en la apuesta de la compañía por Asturias.

Esta nueva ampliación de la acería avilesina, la LD III, se suma a la acometida el pasado año, la mayor remodelación realizada en estas instalaciones desde que en 1989 comenzó su andadura. Las obras llevadas a cabo, que supusieron una inversión similar a la que se proyecta para 2017, consistieron en tres proyectos distintos que permitieron mejorar la productividad y actualizar algunas de las instalaciones, muy gastadas debido al paso del tiempo, como la modificación de una de las máquinas de colada continua para instalar un molde vertical.

La confirmación por parte de ArcelorMittal de la noticia adelantada por EL COMERCIO en julio de la segunda fase de la amplición de la LD III coincide con la finalización, en septiembre, de la reforma del tren de carril. También en el plan de inversiones de la compañía siderúrgica forma parte la demolición y sustitución de las baterías de cok en la planta de Gijón. El inicio de las obras está pendiente de la autorización del Principado. En un principio, y si los plazos previstos se cumplen, la primera batería renovada estaría operativa en 2019.

Desbastes más anchos

La segunda fase de amplición de la acería avilesina que ayer confirmó ArcelorMittal se acometerá en el último trimestre de 2019. Las obras consistirán en la remodelación de la máquina de colada contínua número 2, que conservará el sistema de molde curvo, pero permitirá suministrar al tren de chapa de Gijón desbastes de mayor ancho y espesor. Los trabajos podrían desarrollarse en 75 días y en ellos se espera que participen más de 40 empresas externas, con picos de trabajadores en el proyecto de unos mil empleados.

El proyecto también incluye mejoras medioambientales. De esta forma, según informó la compañía, el sistema de captación, aspiración y depuración de gases del convertidor incorporará, al igual que en la primera fase, las mejoras técnicas disponibles de protección ambiental para minimizar las emisiones al exterior.

Fotos

Vídeos