Armón construirá siete buques para Pescanova en sus astilleros de Galicia

Una proyección informática de uno de los arrastreros que Armón construirá para Pescanova. /  E. C.
Una proyección informática de uno de los arrastreros que Armón construirá para Pescanova. / E. C.

La empresa asturiana logra el contrato, de 42,5 millones y que generará 200 empleos, para buques que operarán en Namibia y Mozambique

SUSANA BAQUEDANO GIJÓN.

El Grupo Armón ha logrado el contrato para renovar la flota de Pescanova. La compañía asturiana se encargará de la construcción de siete barcos: tres arrastreros fresqueros para Namibia, de 50 metros de eslora, y cuatro buques congeladores para Mozambique, de 32 metros cada uno. Su ejecución se repartirá entre las instalaciones que la firma tiene en Vigo y Burela.

Según Pescanova, la construcción de estos siete barcos, que supone una inversión total de 42,5 millones de euros, generará 200 empleos en Galicia entre los años 2018 y 2020.

Aunque había más astilleros aspirantes al contrato, todos los pesqueros han sido adjudicados al asturiano con sede en Navia y centros de producción -además de en Burela y Vigo- en las localidades asturianas de Gijón, Navia y Puerto de Vega. Se trata del pedido de mayor envergadura (por tonelaje, no por unidades) de la historia de Pescanova. La construcción de los barcos comenzará a principios de 2018 y está previsto que las últimas unidades se entreguen en 2020. Incorporarán motores de alta eficiencia energética, su equipamiento mejorará el sistema de procesado a bordo y su habilitación ofrecerá mayor confort, aumentando la calidad de las condiciones de trabajo y vida de las tripulaciones.

El contrato se firmará en las próximas semanas, cuando esté cerrada su financiación. Los tres fresqueros que faenarán para las filiales NovaNam y Lalandi de Namibia estarán especialmente adaptados a las necesidades de la fábrica que Nueva Pescanova tiene en la ciudad de Lüderitz para el procesado de merluza. Por su parte, los cuatro buques congeladores para la filial Pescamar de Mozambique se dedicarán a la pesca de langostino.

Mientras, el astillero gijonés de Armón tiene prevista para el próximo mes de enero la entrega de los tres remolcadores que construye actualmente para un armador marroquí.

El encargo de dos nuevos barcos -un pesquero para Islandia y un arrastrero para una compañía española- garantizará la carga de trabajo en 2018, a la espera de que entre o no en vigor el que sería, sin duda, el principal contrato para la factoría naval gijonesa: el ferry para la naviera canaria Armas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos