Asturias se fija en el modelo vasco de FP Dual, que ampliará su oferta el próximo curso

Asturias se fija en el modelo vasco, que ampliará su oferta el próximo curso
Alumnos del Centro Integrado de Formación Profesional de Mantenimiento, en Valnalón, en unas clases prácticas en el taller. / J. C. Román

Ocho de cada diez alumnos de este ciclo del País Vasco se colocan al día siguiente de titularse

S. B. GIJÓN.

El País Vasco es un referente en formación dual, tanto con estudios de FP como universitarios. Para este próximo curso, 2018-2019, contará con una certificación de la Formación Dual universitaria pionera en el Estado que permitirá contar con los diez primeros grados de este sistema en el que, al menos, el 25% de la formación deberá ofrecerse en centros de trabajo. El vasco es uno de los modelos en que se fija Asturias, pero también en el que funciona en Alemania.

En la actualidad, la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) imparte tres grados en dual: Administración y Dirección de Empresas (ADE) en Guipúzcoa, Ingeniería de Automoción en Vitoria, e Ingeniería e Innovación en Procesos y Productos de la Escuela Universitaria de Ingeniería del IMH de Elgoibar.

El modelo dual no universitario, es decir, de Formación Profesional (FP) también tiene un gran éxito en el País Vasco. Este sistema coloca a ocho de cada diez alumnos al día siguiente de titularse y ya planean titulaciones para empleos inexistentes actualmente, pero que serán demandados en dos o tres años. Este sistema de aprendizaje a través del trabajo responde a una firme apuesta del Gobierno vasco, la patronal Confebask y los sindicatos.

Más información

La primera experiencia del modelo dual en la comunidad vasca fue en el curso 2012-2013, en plena crisis, y la tasa de inserción laboral en aquella ocasión, fue del 55%. Un porcentaje que ha ido en aumento hasta lograr una empleabilidad inmediata. Sus resultados han traspasado fronteras a la vista de las numerosas delegaciones internacionales que en los últimos tiempos viajan hasta Euskadi para conocer de primera mano este programa. Alemania, Austria, Finlandia, Reino Unido o Italia ya han tramitado peticiones al Gobierno vasco para adquirir unas nociones más detalladas de este modelo.

En los cinco años de vigencia de esta experiencia, las firmas participantes se han multiplicado por siete y el objetivo del Gobierno vasco es alcanzar las 5.000 para 2020.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos