El Comercio

El sector suma en España más de 84.000 millones en inmuebles

El Banco de España pretende que la banca acelere y se deshaga lo antes posible de sus activos inmobiliarios. Fuentes del sector aseguran que este es el mensaje que está transmitiendo el supervisor en las reuniones que mantiene con la banca, que sumaba a finales de 2015 más de 84.000 millones de euros. La nueva normativa que entró en vigor esta misma semana proyecta que en tres años esta cifra que haya reducido considerablemente. El problema es que los activos adjudicados han ido aumentando trimestre a trimestre desde que estalló la crisis financiera en 2008, pese a los intentos que está realizando el sector por vender estos inmuebles con fuertes descuentos. La gran losa que suponen en los balances de la banca española estos activos adjudicados sigue siendo, de hecho, una de las principales críticas del Banco Central Europeo y de otros supervisores internacionales.