El Comercio

Madrid cobrará a la banca con cajeros en la calle para recaudar 750.000 euros

vídeo

Varias personas hacen cola en un cajero de Madrid. / Reuters I Atlas

  • El consistorio de la capital anticipa que aplicará una tasa "muy limitada", cuya implantación ya se ha extendido entre una veintena de ciudades

El Ayuntamiento de Madrid también va a aprovechar la presencia de cajeros automáticos de la banca con vistas al exterior para aplicar una tasa con la que pretende recaudar casi 750.000 euros cada año. Lo hará a partir de 2017, si salen adelante los presupuestos de la capital, según recoge la propuesta de ordenanzas fiscales presentada este jueves por el responsable del Área Económica, Carlos Sánchez Mato.

Se trata de una nueva tasa por el uso de terminales de la banca "colocados en línea de fachada y a los que solo se tiene acceso directo desde la vía pública", según consta en la documentación del consistorio. Sánchez Mato explicó que se trata de "una cantidad muy limitada" y que en ningún caso se debe interpretar como una medida contra la banca.

Solo en el primer año de aplicación, el Ayuntamiento de Madrid prevé recaudar 745.405 euros del conjunto de cajeros bancarios instalados en las sucursales de la ciudad. El impuesto se aplicará dependiendo del tipo de terminal de que se trate y del distrito o barrio de la ciudad donde se ubique. El importe podrá varias entre los 26 y los 742 euros por año.

De 4,20 a 2.235 euros

Madrid no es la primera ciudad que aplica este gravamen, aunque sí la más poblada entre todas las que ya la habían habilitado. De hecho, hasta 19 municipios cuentan con esta tasa a cajeros automáticos durante este ejercicio: Barcelona, Las Palmas de Gran Canaria, Ciudad Real, Jaén, Cartagena, Teruel, Illescas (Toledo), Arrecife (Gran Canaria), Alcalá de Henares (Madrid), Bilbao, Málaga, Murcia, Zaragoza, Valencia, Torrelodones (Madrid), Sevilla, Las Rozas (Madrid), Pozuelo de Alarcón (Madrid) y Boadilla del Monte (Madrid).

Por ejemplo, en Barcelona se cobran entre 171 y 855 euros al año, dependiendo del tipo de terminal y de los centímetros de fachada que ocupe el mismo. Por su parte, en Las Palmas de Gran Canaria, el importe varía entre los 26 y los 430 euros. En Bilbao, las cuotas se fijan en función de la categoría fiscal de la calle por un coeficiente fijo para los cajeros e igual a 12 euros. De este modo, la tasa anual se encuentra entre los 4,20 y los 126 euros. En Málaga, la cuota es fija, con 600 euros al año por cajero. También el municipio madrileño de Torrelodones tiene establecida una cantidad exacta de 635 euros por ejercicio. Y en Zaragoza el importe asciende a 2.235 euros.