El Comercio

La UCE reclama 22 millones para 3.130 afectados por las cláusulas suelo

Dacio Alonso, durante su comparecencia de ayer.
Dacio Alonso, durante su comparecencia de ayer. / MARIO ROJAS
  • La Unión de Consumidores da 15 días a las entidades bancarias para devolver lo cobrado a los usuarios de más en sus hipotecas, antes de acudir a los tribunales

La Unión de Consumidores de Asturias cifra en 3.130 las personas afectadas en el Principado por las cláusulas suelo, a quienes las entidades financieras deberían devolver 22 millones de euros, a tenor de la resolución del Tribunal Europeo dictada el pasado 21 de diciembre.

La cifra de reclamaciones podría aumentar, ya que desde esa misma fecha, otras 1.250 personas, «que desconocían tener cláusula suelo en su contrato hipotecario» se han puesto en contacto con la UCE, según informó ayer el presidente de la citada entidad, Dacio Alonso. A todos ellos, la Unión de Consumidores les advierte de que no negocien con el banco «sin el debido asesoramiento».

El objetivo de la rueda de prensa ofrecida por la UCE en Oviedo era el de dar un aviso, una especie de ultimátum a las entidades financieras asturianas. En concreto, «quince días» son los que les otorga de plazo la Unión de Consumidores para que las entidades cumplan con la resolución del Tribunal Europeo antes de acudir a los tribunales. La UCE exige que se elimine «la cláusula suelo de los contratos hipotecarios y que se proceda a devolver todas las cantidades cobradas de forma abusiva desde la firma de la hipoteca».

La Unión de Consumidores informó de que ya ha obtenido las tres primeras sentencias judiciales en Asturias que aplican la sentencia del Tribunal Europeo y «han obligado» a Caja Rural de Asturias (Siero) Banco Popular (Gijón) y Liberbank (Llanes) a proceder con las exigencias demandadas desde la organización de consumidores.

El presidente de UCE ha enviado un escrito a los directores de las diferentes entidades financieras en Asturias en el que les insta a reconocer «la nulidad, por abusiva», de la cláusula suelo y a «reintegrar las cantidades que les haya cobrado por su aplicación» a los reclamantes de la asociación.

Rebajas

Por otra parte, la UCE informó de que «el 80% de los consumidores asturianos considera un fracaso la regulación de las rebajas» que fue implantada en 2012 por el Gobierno central. Por esta razón, reclama al Ejecutivo asturiano que «regule los periodos de rebajas para garantizar los derechos económicos de los consumidores y el pequeño comercio», dijo Alonso. «La desregulación de horarios comerciales y la desnaturalización de los periodos de rebajas solo benefician al formato de gran superficie y parques comerciales», advirtió el presidente de la Unión de Consumidores.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate