Liberbank se revalorizó en la bolsa un 39% tras el blindaje ante la especulación

Sede central de Liberbank en Asturias, en la plaza de La Escandalera, en Oviedo. / ALEX PIÑA

El supervisor decide hoy si prorroga el veto a las posiciones bajistas o deja a la entidad encontrarse de nuevo con la realidad del libre mercado

SUSANA BAQUEDANO GIJÓN.

23 horas, 59 minutos y 59 segundos de hoy, miércoles 12 de julio. Será en ese preciso momento cuando venza el plazo del veto de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a las posiciones bajistas sobre Liberbank que se impuso hace justo un mes. El organismo regulador y los 28 estados que componen el ESMA (Autoridad Europea de Valores y Mercados) comunicarán a última hora de la noche, o en cualquier caso antes de la apertura de la Bolsa del jueves, su decisión sobre si prorrogan o no la protección a la entidad financiera tal y como permite la normativa. Fuentes próximas al regulador admiten que la decisión aún no está tomada y que «las posibilidades se mantienen al 50%» para ambas opciones. En cualquier caso, la medida adoptada por el supervisor que preside Sebastián Albella ha funcionado: las acciones de Liberbank acumulan una revalorización del 39,12% desde el viernes 9 de junio, el día previo a la prohibición de los cortos.

La CNMV decidió su veto después de que Liberbank llegara a desplomarse en un solo día un 40% y que comenzara a percibir un incremento de las apuestas bajistas contra el valor. Se trataba de evitar una espiral bajista que desestabilizara al valor de la entidad tras la resolución del Banco Popular y su venta a Santander.

La toma de posiciones cortas es una operación bursátil que utilizan los inversores especuladores cuando prevén que el mercado va a bajar o está sujeto a mucha volatilidad. En líneas generales, los bajistas son aquellos que alquilan acciones (a cambio de unos intereses) a un inversor. El especulador considera que la acción va a caer, así que vende esas acciones en el mercado y cuando han bajado hasta determinado valor, las vuelve a comprar. ¿Qué gana? Se embolsa la diferencia entre la venta y la compra, menos el alquiler que tiene que pagar al inversor original.

Los expertos bursátiles barajan las dos opciones: levantar la prohibición o ampliarla

Abiertas ambas alternativas

El pasado 26 de junio, el propio presidente de la CNMV, Sebastián Albella, en un encuentro con empresarios en Oviedo, rememoró la convulsión sufrida en la banca, primero a raíz de la compra del Popular por el Santander al precio de un euro y que tuvo como consecuencia que los accionistas del primero perdieran el 100% de su inversión y, posteriormente, con el efecto contagio y la especulación que precipitaron la caída en Bolsa de Liberbank. Albella destacó que la prohibición de las posiciones en corto con acciones de Liberbank «dio resultado» porque tranquilizó un mercado «nervioso» tras la caída del Banco Popular. Pero no quiso anticipar acontecimientos y se limitó a dejar abierta la posibilidad de prorrogar el veto a la toma de posiciones en corto en Liberbank para proteger el valor bursátil de la entidad financiera. Dijo que «lo normal» es que los valores se negocien «libremente», pero también destacó que la CNMV quiere contribuir a «la tranquilidad y normalización» del mercado.

Así las cosas, las dos opciones siguen abiertas y en el mercado barajan ambas posibilidades. «Si tomamos en consideración que tenemos el verano por delante, no es descartable que, por prudencia, la CNMV amplíe el periodo», apuntan desde Renta 4. Es precisamente en los periodos de menor liquidez en el mercado cuando pueden producirse los mayores bandazos en la cotización por falta de contraparte. En los últimos 20 días de negociación ya posteriores a la liquidación de Popular, el volumen medio diario que movió Liberbank en bolsa cayó un 6,2%, en unas 3,7 millones de acciones al día.

Otras fuentes del mercado se muestran más confiadas al levantamiento del veto a los bajistas. Consideran que la presión sobre el sector financiero ha disminuido y destacan el éxito de la salida a Bolsa de Unicaja -que desde su debut se revaloriza un 13,6%- y el buen arranque de la ampliación por 7.072 millones de Santander para absorber a Banco Popular. Desde Orey Financial, afirman que «es difícil adivinar cuál será la decisión por la que puede optar la CNMV, pero lo peor ha pasado y no tendría excesivo sentido mantener la prohibición».

Después de la crisis de especulación bursátil, Liberbank ha recuperado la confianza de los mercados y de los inversores. Ayer cerraba la sesión a 0,94 euros por acción. El fatídico 'viernes negro', 9 de junio, Liberbank se despedía de la Bolsa con el título a 0,68 euros, su menor precio desde agosto de 2016. En solo un mes, había perdido la mitad de su cotización, lo que se tradujo en 631,31 millones de euros.

Fotos

Vídeos