Las Cajas Rurales anuncian su fusión fría para blindarse ante posibles riesgos financieros

Las Cajas Rurales anuncian su fusión fría para blindarse ante posibles riesgos financieros

«Se trata de cubrir de manera regulada un fondo para disponer de él en caso de imprevistos, algo que ya hacíamos de manera voluntaria»

E. C.GIJÓN

29 de las Cajas Rurales del país, entre las que figuran las de Gijón y Asturias, han acometido ya el proceso de fusión fría, como se conoce popularmente a su inclusión en el Sistema de Instituciones de Protección (SIP). El presidente de Caja Rural de Asturias, José María Quirós, adelantó el pasado mes de febrero en el programa La Lupa de Canal 10 la adhesión de las dos Cajas Rurales asturianas a este proceso, una medida preventiva para minimizar posibles riesgos: «Se trata de crear un fondo para que esté vigente como complemento del fondo de garantía de depósitos y atender las necesidades de las entidades», subrayó Quirós. El fondo creado es de 300 millones de euros y con él se pretende tanto minimizar posibles desajustes de cuentas como problemas financieros que pudieran surgir en cualquiera de las entidades. Cada Caja mantendrá su independiencia y las decisiones serán reguladas por sus respectivos consejos de administración como ha venido siendo hasta ahora, aunque «todas vamos a vigilarnos unas a otras», aclara el presidente de Caja Rural de Asturias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos