La CNMV prorroga dos meses más el veto a la especulación bajista sobre Liberbank

La Bolsa de Madrid, antes del inicio de una sesión de cotizaciones.
La Bolsa de Madrid, antes del inicio de una sesión de cotizaciones. / EFE

El supervisor ha tenido en cuenta «la evolución de la cotización y la volatilidad de la acción» de la entidad financiera, que ayer rozaba el euro al cierre de la Bolsa

SUSANA BAQUEDANO GIJÓN.

La pelota estaba en el tejado de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, y ayer informaba de su decisión de prorrogar dos meses la prohibición de especular a la baja con Liberbank. Se trata, según comunicó el propio supervisor, de impedir los ataques de inversores con el fin de que la acción se desplome. De esta manera, la CNMV amplía el blindaje dictaminado hace un mes, que terminaba anoche, de realizar ventas en corto y operaciones similares con respecto a acciones de la entidad.

La decisión, según la CNMV, ha sido adoptada tras considerar «la evolución reciente de la cotización, la volatilidad mostrada por el valor (superior a la del mercado) y los datos disponibles sobre préstamos de valores».

El veto a los bajistas y los mensajes de tranquilidad lanzados por las autoridades dispararon las acciones de Liberbank un 41% en la primera jornada de vigencia de la prohibición de las posiciones cortas. Sus títulos alcanzaron los 0,96 euros. Ayer, un mes después, coincidiendo con el fin del veto a los bajistas, las acciones volvieron a cotizar y cerraron a 0,96 euros, al borde del nivel de un euro. El banco acumula una revalorización próxima al 40% en el mes en el que ha estado activo el veto a las posiciones cortas. La remontada de Liberbank en las últimas semanas ha permitido reforzar su capitalización bursátil cerca de los 900 millones de euros.

Liberbank recobra, por tanto, su protagonismo en la Bolsa española, aunque la mayor expectación se concentrará en la sesión de hoy.

Una vez cumplido el plazo de los dos meses de prórroga, es decir, hasta el 12 de septiembre, la CNMV puede volver a iniciar el proceso y extender aún más la restricción.

Las dos opciones, tanto la del levantamiento del veto como su prórroga estaban abiertas hasta ayer. Liberbank no se pronunciaba. No lo hizo cuando se conoció el veto a sus posiciones bajistas ni lo hará ahora, una vez conocida la medida que adopte el organismo que preside Sebastián Albella.

Las 'quinielas' bursátiles

Antes de conocerse la decisión de la CNMV, los expertos bursátiles hacían sus quinielas. Según los consultados por Bolsamanía, «uno de los escenarios posibles es que la CNMV extienda la prohibición pero, si no lo hace, se abren a su vez varias posibilidades. Es cierto que el mercado está más tranquilo respecto al pasado mes, así que es posible que, una vez retirada la prohibición, el 'asunto Liberbank' no vaya a más». Sin embargo, los expertos también barajaban otra opción posible: «que la decisión de la CNMV tenga un impacto contrario al esperado, es decir, que haya servido de 'efecto llamada' y los 'cortos' estén ya 'afilando los cuchillos' a la espera de que se levante la prohibición», cosa que finalmente no ha sucedido.

Desde que la CNMV prohibió las posiciones cortas sobre Liberbank el pasado 12 de junio, éstas se han incrementado en tres entidades: Santander, donde han pasado del 0,29% hasta el 0,49% actual; en Banco Sabadell al escalar del 1,95 al 2,41% sobre su capital; y en Bankia. Las posiciones vendedoras han alcanzado en los últimos quince días el 2,71% del capital de la entidad, dando muestra de que los cortos se están redirigiendo, tras la venta de Popular, hacia las entidades medianas.

La CNMV decidió su veto después de que Liberbank llegara a desplomarse en un solo día un 40%, para evitar la espiral bajista tras la resolución sobre el Popular y su venta al Santander.

Fotos

Vídeos