Las hipotecas a tipo fijo suponen ya más de la mitad de los nuevos créditos en Asturias

El Principado encabeza el tirón de los préstamos invariables en España, una tendencia que irá al alza con la reforma de la ley que les favorece

SUSANA BAQUEDANO GIJÓN.

El aumento en la contratación de nuevas hipotecas a tipo de interés fijo es uno de los aspectos más destacables del actual mercado hipotecario. En el primer trimestre del año, el 38,70% de las nuevas hipotecas suscritas en el conjunto del país se formalizaron a tipo de interés fijo, lo que supone un incremento de 7,74 puntos porcentuales con respecto al trimestre precedente (30,96%). Este peso supone el máximo histórico en contratación a tipo de interés fijo. En Asturias, esta modalidad supone ya más de la mitad de los nuevos créditos inmobiliarios. Concretamente, el 53,90%, lo que sitúa a la región a la cabeza del país, según los datos de la última Estadística Registral Inmobiliaria.

Esta tendencia al alza parece no tener retorno, sobre todo después de que el Ministerio de Economía apruebe la reforma de la ley hipotecaria, en la que incluirá, entre otras cuestiones, una bonificación que permitirá los cambios «prácticamente sin gastos y si el consumidor lo decide y lo pacta con su banco, para que pueda pasar su hipoteca a un tipo fijo», como prevé Luis de Guindos. En concreto, la nueva normativa permitirá que, si el hipotecado y su banco cambian las condiciones del préstamo (novación), la entidad solo podrá cobrar una comisión del 0,25% del capital pendiente de pago durante los tres primeros años desde la firma del mismo.

Este impulso administrativo es el último empujón que le faltaba a esta modalidad de créditos para conseguir su implantación definitiva. La norma facilitará la opción de cambiar de variable a fijo, pero no al revés. Y se actuará para reducir los gastos que ahora gravan una novación, esto es, la posibilidad de cambiar las condiciones financieras de un préstamo. Se trata de las comisiones que cobran los bancos por esta operativa, así como de los aranceles asociados de notaría y registro.

La contratación a tipo de interés variable se ha situado por tanto en mínimos históricos, con un 61,30% de los nuevos créditos hipotecarios (69,04% el pasado trimestre). En prácticamente su totalidad se ha utilizado como índice de referencia el Euríbor (60,30% del total de los nuevos créditos hipotecarios). En consecuencia, en la práctica ya sólo se utilizan dos alternativas de contratación por lo que respecta a tipos de interés: tipo de interés fijo o tipo de interés variable con índice de referencia Euríbor.

Mayor peso

Todas las comunidades autónomas presentan ya pesos por encima del 20% en contratación a tipo de interés fijo, con catorce comunidades autónomas por encima del 30%. Las que han contado con mayor peso en tipo de interés fijo durante el último trimestre han sido, además de Asturias (53,90%), Cataluña (51,15%), Murcia (50,05%), Comunidad Valenciana (46,01%) y Baleares (44,69%). En consecuencia, ya hay tres comunidades autónomas en las que la contratación a tipo de interés fijo presenta mayor peso que la contratación a tipo de interés variable.

Las comunidades autónomas que mayor crecimiento han presentado en contratación a tipo de interés fijo en el último trimestre han sido Canarias (13,05%), Asturias (12,24%) y Comunidad de Madrid (10,90%).

Según los registradores de la propiedad, los resultados de los últimos doce meses también han generado nuevos máximos históricos en contratación a tipo de interés fijo, con un peso del 31,14%, dejando la contratación a tipo de interés variable en un nuevo mínimo histórico (68,86%)

Las comunidades autónomas que han alcanzado un mayor peso en contratación a tipo de interés fijo durante los últimos doce meses han sido Murcia (45,27%), Baleares (44,24%), Cataluña (41,52%), y Asturias (38,86%). Con respecto a los resultados interanuales del cierre de primer trimestre de 2016 la contratación a tipo de interés fijo se ha incrementado en 23,22%. Todas las comunidades autónomas han presentado incrementos en contratación a tipo de interés fijo, dando lugar a los mayores aumentos en Murcia (33,53%), Baleares (32,90%), Cataluña (30,97%) y Asturias (28,51%).

Menor accesibilidad

La cuota hipotecaria mensual media se ha situado en los 536,01 euros, un 2,15% más con respecto al trimestre precedente. El porcentaje de dicha cuota con respecto al coste salarial ha sido del 28,25%, con un incremento de 0,65 puntos porcentuales con respecto al cuarto trimestre de 2016 (27,60%). Este deterioro se ha debido al incremento intertrimestral del endeudamiento hipotecario por vivienda (3,57%) y el descenso de los salarios (-0,20%), habiendo actuado en sentido positivo la reducción de los tipos de interés (-0,08%) y el alargamiento de los plazos de contratación (0,72%). El saldo neto de estos efectos ha sido un empeoramiento de los indicadores de accesibilidad trimestrales, aunque todavía con cuantías históricamente favorables.

Las comunidades con mayores importes medios de cuota hipotecaria han sido la Comunidad de Madrid (747,12 euros), Baleares (738,94 euros), Cataluña (638,64 euros), País Vasco (565,47 euros) y Navarra (490,28 euros). En el extremo opuesto se sitúan Extremadura (346,08 euros), Murcia (377,68 euros), Castilla-La Mancha (383,84 euros) y Asturias (417,91 euros). En el porcentaje de dicha cuota con respecto al coste salarial los mayores niveles se han alcanzado en Baleares (42%), correspondiendo las condiciones más favorables a Asturias (21,65%), Murcia (21,91%) y Extremadura (22,22%).

Fotos

Vídeos