Liberbank, condenado a devolver a un cliente los gastos de notaría, gestoría y registro

Oficina de Liberbank.
Oficina de Liberbank. / Marieta

Por primera vez, un tribunal obliga a un banco a devolver los gastos de tasación de una hipoteca

EFE

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Santander ha condenado a Liberbank a reembolsar a su cliente los gastos de gestoría, notaría y registro de la propiedad repercutidos de forma "abusiva" al demandante. Según ha informado el representante legal del demandante, se trata de una "sentencia pionera en España", porque por primera vez un juez obliga a devolver los gastos de tasación de una hipoteca.

La sentencia, fechada el pasado 14 de julio, estima parcialmente la demanda presentada en marzo de este año y declara la nulidad parcial de la cláusula de la escritura del préstamo hipotecario suscrita en marzo de 2009.

La jueza considera que se produce un "claro desequilibrio entre los derechos y las obligaciones de las partes contractuales", que "infringen" varios artículos de la normativa de consumidores y usuarios, así como de la Ley de Condiciones Generales de la Contratación.

Por eso, obliga al banco a devolver 1.045 euros (de los 1.066 reclamados, ya que la magistrada resta 20 euros de una copia simple de los gastos de notaría) al cliente, por los gastos de gestoría (194,88 euros), notaría (508,75 euros), registro de la propiedad (155,20 euros) y tasación (207,19 euros). Todos ellos fueron repercutidos indebidamente al demandante, que no solicitó la devolución del Impuesto de actos jurídicos documentados.

Lo novedoso de este fallo, según destaca el letrado, es que es la primera vez que se obliga al banco a devolver también los gastos de tasación, un servicio "accesorio" y que "interesa al banco".

Sobre los gastos del registro y notaría, la sentencia indica que en el contrato de préstamo con garantía hipotecaria se incluyen dos tipos de contratación: el del préstamo -que interesa a las dos partes- y el de garantía hipotecaria, en el que "solo está interesada la entidad bancaria", y que "opta por imponer" por serle "más beneficiosa".

En cuanto a la nulidad "por abusiva" de la cláusula del contrato que atribuye "de forma indiscriminada" al cliente "todos" los gastos relacionados con el contrato del préstamo hipotecario, la sentencia rechaza "la forma genérica en que se imputa el pago de la totalidad de gastos de constitución, modificación y cancelación de la hipoteca" y de "todos" los tributos de forma indiscriminada -no sólo existentes actualmente sino que puedan aprobarse en un futuro-, de la totalidad de los gastos notariales y registrales al hipotecante".

Más información

Fotos

Vídeos