Manuel Menéndez, sobre el aumento de capital de Liberbank: «Fortalecerá el balance del banco»

Manuel Menéndez durante la junta de accionistas. / Newsphotopress.

EUROPA PRESS

El consejero delegado de Liberbank, Manuel Menéndez, ha explicado que la ampliación de capital de 500 millones de euros propuesta por su consejo de administración "fortalecerá el balance" de la entidad y se pondrá en marcha tras la presentación de los resultados correspondientes al tercer trimestre del año. Según ha señalado durante su intervención en la junta general extraordinaria de accionistas, convocada este lunes para aprobar esta ampliación, el aumento de capital fortalecerá al banco para "seguir compitiendo en un mercado difícil".

"Somos realistas y conscientes de los retos que tenemos por delante", ha apuntado Menéndez durante la junta, en la que el capital presente o representado ha sido del 67,93%, y ha añadido que, para conseguir sus objetivos, la entidad cuenta con "un gran equipo que no ahorrará esfuerzos".

Para Menéndez, a pesar de que la evolución del saldo de los activos improductivos de la entidad ha sido "muy favorable" desde 2015, aún se encuentra "por encima de los principales competidores". La entidad prevé elevar la cobertura de los activos improductivos o NPA, lo que le permitirá acelerar la reducción de estos activos respecto al plan previsto. Según ha explicado Menéndez, la posible minusvalía que se produjera se vería compensada por el aumento de las coberturas.

Esta ampliación de capital forma parte de un plan que implica otras medidas, como la venta de Mihabitans, acordada ya con Haya Real Estate por 85 millones de euros, o la venta de carteras de NPA en el mercado mayorista de forma acelerada.

Menéndez ha señalado que la intención de la entidad es vender antes de que acabe el año activos improductivos por un importe superior a 800 millones de euros, algo que no se hará enteramente a través de ventas mayoristas. Además, ha explicado que durante el tercer trimestre el banco ha realizado ventas de activos por 210 millones de euros de deuda bruta, de los que el 37% corresponden a venta de suelo.

La ampliación de capital, diseñada con el objetivo de mejorar la rentabilidad y reducir la cartera de activos inmobiliarios y dudosos, se articulará mediante la emisión y puesta en circulación de nuevas acciones ordinarias de un valor nominal de 0,02 euros cada una. El importe nominal a emitir será de un máximo de 500 millones de euros y como mucho se pondrán en circulación 25.000 millones de títulos.

Actualmente, la capitalización de la entidad se sitúa en unos 687 millones de euros, dado que las acciones del banco tienen un precio de 0,74 euros tras experimentar una bajada del 0,8% en la sesión del pasado viernes. Para acometer la ampliación de capital, se realizará previamente una reducción del capital social de la entidad, cuya aprobación también está contemplada en el orden del día de la junta. Se trata de una reducción del capital social de la entidad en 816,98 millones de euros, hasta situarlo en 18,56 millones de euros. Esta reducción se realizará disminuyendo el valor nominal de las acciones desde los 0,9 euros actuales hasta 0,02 euros por acción.

Asimismo, los accionistas darán este lunes su visto bueno a mantener el número de miembros del consejo en quince, dejando vacantes los puestos que quedaron por las renuncias de Luis Garicano Gabilondo (consejero independiente) en abril de 2016 y Alfonso Pitarch Rodríguez (consejero dominical) en abril de este año.

Mejora de la rentabilidad

Con esta ampliación de capital, el máximo órgano de gestión del banco busca acelerar los objetivos estratégicos de Liberbank y su plan de mejora de la rentabilidad a través de un refuerzo del balance y la mejora de su perfil de riesgo. Actualmente, los riesgos minoristas hipotecarios representan el 60% del total de la inversión crediticia de la entidad.

Concretamente, la entidad prevé que la mora se sitúe en el 3,5% en 2019 y la ratio de adjudicados quede por debajo del 9%, mientras que la cobertura se incrementará hasta el entorno del 50% en esa fecha.

La rentabilidad sobre recursos propios (ROE) prevista para 2019 es del 7% y del 8% para 2020. La entidad tiene la previsión de abonar retribución al accionista con cargo al ejercicio 2018 con un 'payout' del 20%, que se incrementará hasta el 40% en 2020.

Asimismo, el banco que dirige Manuel Menéndez tiene el objetivo de alcanzar "en el corto plazo" una ratio CET1 'fully loaded' proforma del 12%, desde el 11,6% actual, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Fotos

Vídeos