La operación busca cubrir el riesgo de los activos dudosos, junto con ventas asociadas

O. VILLA GIJÓN.

La ampliación de capital de Liberbank forma parte de un plan de capital más extenso, que incluye entre otras acciones estratégicas la venta de carteras de inmuebles y préstamos dudosos en el mercado mayorista. De hecho, para acelerar el proyecto que implicará una menor exposición a riesgos de impago, Liberbank tiene previsto acometer la venta de activos inmobiliarios y dudosos por más de 800 millones de euros hasta final de año. Forma parte de esta estrategia la venta de su filial inmobiliaria, Mihabitans a Haya Real Estate por 85 millones, una operación que se anunció hace ahora un mes.

Liberbank vendió en 2016 activos adjudicados por valor de 185 millones, un 262 % más que el ejercicio anterior. Y durante el primer semestre de 2017, las ventas fueron de 132 millones, cerca de un 50 % más, al tiempo que ha llevado a cabo una operación de desinversión de una cartera de préstamos fallidos de 169 millones de euros. Esta estrategia se intensificará en los próximos meses.

La entidad precisó ayer que cuenta con una «cómoda posición de liquidez, que supera los 11.000 millones de euros». De ellos, los depósitos de personas físicas en el banco representan un 96% del total, mientras que de éstos, un 97% son pequeños ahorradores.

Al cierre del segundo trimestre de 2017, la ratio de liquidez a corto plazo era del 297% (el límite regulatorio se encuentra en el 80%). También mejoró su saldo crediticio de los últimos trimestres, y entre marzo y junio el saldo vivo crediticio subió un 1,7%, mientras que la cartera de créditos al sector privado subió un 2,5%, hasta los 18.973 millones. La jornada en la bolsa fue prácticamente plana para Liberbank, que dio a conocer la decisión del consejo de administración unos minutos después del cierre bursátil. Con un valor de 0,97 euros por acción, la capitalización de Liberbank en la Bolsa española es hoy de 881,05 millones.

Fotos

Vídeos