Sabadell espera el visto bueno del resto de la banca para comprar la sede de Duro en Madrid

La sede madrileña de Duro Felguera, por la que Sabadell ha lanzado una oferta. / E. C.
La sede madrileña de Duro Felguera, por la que Sabadell ha lanzado una oferta. / E. C.

La entidad confía en proceder a la firma la próxima semana, lo que permitiría la liberación urgente de avales para reactivar la contratación del grupo asturiano

SUSANA BAQUEDANO / O. VILLA / C. TUERO GIJÓN.

Banco Sabadell ha aportado una solución para desbloquear la compleja situación en que se encuentra Duro Felguera. Con su propuesta para comprar el edificio de la sede madrileña del grupo asturiano, se vislumbra una salida para desatascar definitivamente las negociaciones entre la empresa y la banca acreedora.

Duro ya ha aprobado la venta del citado inmuebe al Sabadell. Ahora solo falta que el resto del 'pool' bancario dé su visto bueno a la compra del edificio por el que la entidad financiera pagaría entre 30 y 33 millones de euros. De ser así, según fuentes conocedoras del proceso, la operación se firmaría la próxima semana. Sin más dilación. Porque tiempo no le falta a la ingeniería asturiana.

Una vez vendido el edificio madrileño, Duro ingresaría diez millones en un depósito que servirían como garantía de urgencia para que, a su vez, la banca acreedora liberara el resto de avales, hasta 31 millones de euros. De esta forma, el grupo asturiano estaría ya en condiciones de volver a contratar de nuevo.

La falta de avales ha motivado, precisamente, que el grupo asturiano se haya visto obligado a dar de baja cuatro proyectos por un importe total de 918 millones de euros: las centrales de generación eléctrica de Río Grande y Novo Tempo en Brasil, la terminal de GNL para Octopus LNG en Chile y la terminalde almacenamiento de hidrocarburos para Vopak en Panamá. La propia empresa reconocía anteayer, en el comunicado de presentación de resultados a la CNMV que «la de riesgo está limitando la nueva contratación y dificultando el avance de los proyectos en cartera». De esa forma justificaba las pérdidas registradas en los nueve primeros meses del año, que suman 11,4 millones de euros.

A la espera del visto bueno del resto de acreedores, la propuesta del Sabadell por el edificio madrileño de Duro ha ganado enteros frente a la oferta de Sandra Ortega, la primogénita del fundador de Inditex, que si bien ofrecía una cuantía mayor: 38 millones de euros, obligaba al grupos asturiano a permanecer en el inmueble en régimen de alquiler al menos durante tres años.

La opción de la entidad financiera, que en Asturias opera bajo la marca Sabadell Herrero, coincide más con los intereses de la compañía de ingeniería, dado que el grupo negocia también la venta de las dos filiales que trabajan en el edificio madrileño.

Aunque reconocen que este proceso está aún «verde», su intención es desprenderse de Núcleo Comunicaciones, una división adquirida en 2011 que está especializada en los sectores de defensa y de control aéreo, marítimo y medioambiental, y Epicom, una firma que cuenta con unos 40 trabajadores por la que en 2013 Duro pagó 4,6 millones de euros y que está especializada en el desarrollo de software de seguridad y defensa.

La plantilla de Núcleo la forman 170 profesionales cualificados. Su trabajo se divide en dos grupos, el especializado en control de sistemas de energía y el dedicado a comunicaciones y defensa.

Operación de 'leasing'

En cualquier caso, ambas divisiones podrán mantenerse en el edificio de Madrid mientras formen parte de Duro Felguer. Según las fuentes consultadas, el Sabadell tiene intención de firmar una operación de 'leasing' para permitir que el grupo asturiano siga operando en dicho inmueble.

El 'leasing' es una operación de arrendamiento financiero a medio o largo plazo con la que el banco financiaría la adquisición del inmueble y Duro abonaría unas cuotas periódicas de alquiler.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos