El Santander ve a Caixabank y Bankia como potenciales compradores de Liberbank

Manuel Menéndez. /  IÑAKI MARTÍNEZ
Manuel Menéndez. / IÑAKI MARTÍNEZ

La entidad concluye este viernes la ampliación de capital, a la que ya han acudido más de 40 fondos, la mayoría de EE UU y británicos

S. B. GIJÓN.

Liberbank se ha empleado a fondo para estar atractivo. Eso le convierte en objeto de deseo. Y mientras unos le cortejan, otros se dedican a hacer cábalas sobre las posibles 'novias' del banco. Los analistas financieros del Banco Santander, por ejemplo, acaban de hacer público un informe en el que citan a Bankia y CaixaBank como potenciales compradores de la entidad procedente de la integración de Cajastur y las cajas de Extremadura y Cantabria.

Los rumores de fusión con Liberbank han sido constantes durante el último año, pero el banco ha mantenido que quiere seguir su camino en solitario. De momento, sigue centrado en cerrar la ampliación de capital de 500 millones de euros, que se anticipa como un éxito dada la avidez de los grandes fondos y el compromiso de todos los accionistas de referencia de la entidad.

En la ampliación han entrado ya más de 40 fondos, especialmente estadounidenses y británicos, pero también españoles.

El periodo para suscribir acciones nuevas y negociar los derechos de suscripción concluye este próximo viernes. Después, el día clave es el 16 de noviembre. El banco anunciará entonces si en esta primera fase han conseguido colocar todas las acciones de la ampliación. Y, en caso contrario, se iniciará la segunda etapa o «periodo de asignación adicional». En ella, los accionistas que hayan acudido a la ampliación se reparten esas acciones sobrantes, si las hubiera.

Liberbank destinará estos fondos a fortalecer su balance, reducir su perfil de riesgo e impulsar su plan de negocio tras reducir el volumen de activos tóxicos (créditos dudosos y activos adjudicados). De esta forma y a la espera de cerrar la ampliación de capital, prevé afrontar un periodo de mayor estabilidad tras los episodios de caídas en Bolsa que siguieron a la resolución de Banco Popular. En su informe, Santander dibuja un escenario halagüeño para Liberbank, al que ha mejorado su recomendación desde mantener hasta comprar. Asegura que la cotización está infravalorada en el parqué y fija para el valor un precio objetivo de 0,57 euros por título desde los 0,48 euros anteriores. El potencial alcista desde los niveles actuales es de más del 30%.

En ese contexto, los autores del informe identifica a Liberbank como un «atractivo» caso de M&A (fusiones y adquisiciones) con dos claros pretendientes: Bankia y CaixaBank, a los que Santander califica «bajo nuestro punto de vista, como potenciales compradores». El atractivo de Liberbank con vistas a una posible operación corporativa se justificaría, precisamente, por su actual valoración en Bolsa.

«Asumiendo un 30% de prima sobre los actuales niveles, estimamos que el comprador podría hacer uso de alrededor de 1.000 millones de euros de 'badwill' (fondo de comercio negativo) para alcanzar un 70% de cobertura de los activos problemáticos», asegura el informe. Por lo tanto, el comprador debería ampliar capital por alrededor de 1.780 millones de euros.

Más

Fotos

Vídeos