Una sentencia obliga a Liberbank a devolver los gastos de tasación

El fallo judicial pionero condena a la entidad financiera a reintegrar también al cliente los pagos de notaría, gestoría y registro

S. B. GIJÓN.

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Santander ha condenado a Liberbank a reembolsar a su cliente los gastos de gestoría, notaría y registro de la propiedad repercutidos de forma «abusiva» al demandante. Según ha informado a Efe el representante legal del demandante, se trata de una «sentencia pionera en España», porque por primera vez un juez obliga a devolver los gastos de tasación de una hipoteca.

La sentencia, fechada el pasado 14 de julio, estima parcialmente la demanda presentada en marzo de este año y declara la nulidad parcial de la cláusula de la escritura del préstamo hipotecario suscrita en marzo de 2009. La jueza considera que se produce un «claro desequilibrio entre los derechos y las obligaciones de las partes contractuales», que «infringen» varios artículos de la normativa de consumidores y usuarios, así como de la Ley de Condiciones Generales de la Contratación.

Por eso, obliga al banco a devolver 1.045 euros al cliente, por los gastos de gestoría (194,88 euros), notaría (508,75 euros), registro de la propiedad (155,20 euros) y tasación (207,19 euros). Todos ellos fueron repercutidos indebidamente al demandante, que no solicitó la devolución del Impuesto de actos jurídicos documentados. Lo novedoso de este fallo, según destaca el letrado, es que es la primera vez que se obliga al banco a devolver también los gastos de tasación, un servicio «accesorio» y que «interesa al banco».

La CSI recurre el último ERE ante la Audiencia Nacional al no existir causas que lo justifique

Precedentes judiciales

Por otra parte, la sección de la Corriente Sindical de Izquierdas (CSI) en Liberbank vuelve a llevar a la entidad a los juzgados. Tal y como hizo con los anteriores Expedientes de Regulación de Empleo (ERE), el sindicato ha interpuesto una demanda en la Audiencia Nacional contra el ERE que está en vigor y que firmaron el pasado 21 de junio la dirección de la entidad bancaria con CC OO, UGT, CSIF, STC-CIC y la Candidatura Independiente de Servicios Centrales de Asturias y Oviedo OP. La demanda, interpuesta por CSI y por Apecasyc, impugna este ERE «por falta de un proceso de negociación real, por falta de documentación acreditativa de la situación real de la entidad que se solicitó en repetidas ocasiones y que la dirección no entregó, y por ausencia de las causas económicas y organizativas alegadas por la empresa».

La CSI confía en sus opciones y cita los precedentes para defender su postura. Recuerda que en el primer ERE aplicado por Liberbank entre junio y diciembre de 2013 y las medidas previas implantadas por la dirección fueron anulados en base a dos demandas ante la Audiencia y que fueron ratificadas por el Tribunal Supremo.

Fotos

Vídeos