Unísono gestiona ya desde Gijón toda la atención telefónica de Liberbank

Parte del equipo de Unísono, durante su brindis por el nuevo año, ya en su nueva ubicación del edificio de la FLC en Los Campones. / E. C.
Parte del equipo de Unísono, durante su brindis por el nuevo año, ya en su nueva ubicación del edificio de la FLC en Los Campones. / E. C.

El centro está en el edificio de la FLC en Los Campones y da empleo a 200 profesionales con una inversión de medio millón de euros

SUSANA BAQUEDANO GIJÓN.

El Grupo Unísono ha abierto su nuevo centro de teleoperadores en Gijón. Desde el pasado 21 de diciembre, la firma da servicio a las necesidades de Liberbank desde sus nuevas oficinas ubicadas en un edificio de la Fundación Laboral de la Construcción, en Los Campones, en el barrio de Tremañes. La multinacional, líder en contact center, gestión de servicios de consultoría y business process services (BPS), ha invertido más de 500.000 euros en este innovador centro digital, que contará inicialmente con entre 190 y 200 profesionales, para dar respuesta al crecimiento de negocio en la zona norte y a las necesidades de la entidad financiera en los mercados de Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha y Extremadura.

Con este nuevo centro, la compañía Unísono, que ya viene prestando sus servicios en Asturias a EdP, se convierte en el único proveedor de contact center de Liberbank, y ampliará su capacidad operativa y de respuesta inmediata a sus previsiones de crecimiento. Para Unísono, este nuevo cliente le supondrá unos ingresos anuales de cuatro millones de euros, aproximadamente.

El servicio de contact center de Liberbank proporciona un servicio de recepción y emisión de llamadas, canal de atención click to call y atención a través de nuevas vías de comunicación (whatsapp, formularios web, gestión de leads), así como servicios de 'back office'. Para ello cuenta con el respaldo de un equipo de agentes con perfiles muy comerciales y cualificados para la gestión en banca, con alta complejidad transaccional.

Compartirá ubicación con el futuro centro de servicios de la empresa química Chemours

Sandra Gibert, directora general del Grupo Unísono, resalta la importancia de su nuevo cliente, «un banco como Liberbank, que quiere trabajar en el futuro con transformación digital y orientación comercial y, en esto, Unísono es especialista». Destaca, además, la importancia de esta inversión en Asturias y la intención del grupo «de mantener los servicios en esta región».

El proyecto, que se inició el pasado 21 de diciembre, tendrá una duración inicial de 36 meses, y estará liderado por Miguel Villaescusa, director Comercial y de Marketing del Grupo Unísono; Consuelo Rodríguez-Moreiras, directora de Operaciones; Diego Lago, director de Operaciones Norte e Iván Rubio, director de Cliente.

Unísono cuenta con 15 centros de operaciones distribuidos entre España, Chile, Colombia y Reino Unido, que suman más de 6.800 empleados y 120 millones de euros de facturación en 2016. El grupo tiene su sede central en España en Madrid y ya cuenta en la actualidad con una delegación en Gijón, ubicada en la calle de San Luis. También está presente en Barcelona, Vigo y Valencia, además de en Chile, Colombia y Reino Unido.

La empresa tiene tres divisiones. Por un lado, la que ofrece servicios de consultoría a empresa (diagnóstico y diseño de la experiencia de cliente, reingeniería de procesos, planificación de calidad, gestión de operaciones, consultoría tecnológica...). Por otro, el área de servicios de procesos de negocio, que se ocupa de la eficacia y externalización de los procesos de negocio con las herramientas tecnológicas más adecuadas.

Y finalmente la contact center, que es, a la vez, la principal división de la empresa. Es el área que se ocupa de venta telefónica y apoyo a la venta, campañas publicitarias, concertación de citas comerciales, generación y gestión de leads -en márketing se denomina lead a aquella persona que muestra interés por un producto o servicio, consecuencia para que se registre y deje sus datos-, campañas de respuesta online y offline, análisis y definición de modelos de gestión, medios digitales y redes sociales, realización de encuestas de satisfacción y atención al cliente multilingüe y multicanal.

Esta división reparte sus tareas en diferentes centros teleoperadores -catorce en todo el mundo- y uno de ellos será el que se ubique en el edificio de la Fundación Laboral de la Construcción.

Con la llegada del Grupo Unísono, el edificio de la Fundación Laboral de la Construcción alcanza el 100% de ocupación. Cabe recordar que a estas mismas instalaciones está próxima a culminar su traslado el centro de servicios de la empresa química Chemours. Con ella llegan los setenta empleados que hasta ahora trabajaban en las instalaciones de esta firma en Tamón. De esta forma, en el edificio ubicado en Tremañes trabajarán más de 570 personas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos