En el banquillo 16 años después de las primeras detenciones

S. B. GIJÓN.

El segundo juicio por el supuesto fraude del carbón de Mina La Camocha se reanudó el pasado mes de mayo, dieciséis años después de que el 13 de diciembre de 2001 se conociera que 25 directivos y cargos intermedios y administrativos de la empresa minera fueran detenidos e interrogados durante horas en dependencias de la Guardia Civil de Oviedo y Gijón en el marco de la denominada 'Operación Baltasar'. Las detenciones se produjeron a instancias de la Fiscalía Anticorrupción, que desde 1998 investigaba un supuesto fraude a Hacienda consistente en importar carbón internacional, más barato que el autóctono, y hacerlo pasar por mineral de producción propia, que gozaba de importantes subvenciones públicas para compensar su alto coste de extracción.

La investigación, que se inició fruto de una denuncia presentada por un empresario relacionado con el sector del carbón, llegó a contar con once imputados. El proceso avanzó a trompicones, sobre todo, cuando llegó a los juzgados y tuvo que hacer frente a un sinfín de recursos y a los obstáculos propios de los sumarios que entrañan mayor complejidad. Se llegaron a producir, incluso, intentos de archivo. El primero fue revocado por la Audiencia en 2004. El segundo, tres años después, a raíz de que el juez que instruía el caso ordenara el archivo de la causa por entender que La Camocha cumplió los objetivos del Plan de la Minería de 1998, considerando irrelevante que la mina hubiera importado carbón. El juicio volvió a arrancar en enero de 2014, quince años desde la fecha en que presuntamente se inició el fraude minero. En noviembre de ese año se conocía la sentencia que condenaba a 9 años de cárcel y 16 millones de euros de multa a cada uno de los acusados, más otra indemnización conjunta de 16,16 millones de euros. En junio de 2016 se anulaba el juicio por "falta de imparcialidad" de la jueza.

Fotos

Vídeos