Bayer refuerza su compromiso con Asturias con una inversión de cuatro millones de euros

La compañía inicia este lunes la construcción en su planta de Lada de un nuevo edificio de oficinas, un parking y acometerá mejoras en los procesos productivos

CAROLINA GARCÍA

Cada día la empresa farmacéutica Bayer produce 20 millones de aspirinas en la planta de Bitterfeld (Alemania). El ácido acetilsalicílico –el principio activo de las aspirinas– viaja desde la planta asturiana de Lada (Langreo) hasta la factoría alemana. Desde allí se comercializa. La factoría asturiana produce desde el año 2014 todo el ácido acetilsalicílico que necesita la compañía para su pastilla. Ayer celebró su 75 aniversario y reunió en las instalaciones a responsables de Bayer y a una amplia representación del Gobierno regional, encabezada por el presidente del Principado, Javier Fernández. Como muestra del compromiso que la compañía mantiene con la región –comenzó su actividad en 1942 bajo el nombre de Proquisa–, el director de la planta, Jorge Álvarez, anunció ayer una inversión de cuatro millones de euros para la construcción de un nuevo edificio de oficinas, un aparcamiento y mejoras en procesos productivos. Las obras comenzarán el lunes y la previsión es que el nuevo edificio abra sus puertas en enero y el aparcamiento esté listo en verano. Las oficinas ocuparán dos plantas de 370 metros cuadrados cada una y utilizarán estructuras de hormigón prefabricado para su construcción. Con las nuevas instalaciones cambiará además la tradicional entrada de la planta. Según explicó el ingeniero del proyecto, Javier González, la obra supondrá la demolición del actual edificio de oficinas donde ubicarán el parking y, a cambio, donde ahora se encuentra el aparcamiento construirán las oficinas.

Con motivo del 75 aniversario, el consejero delegado de Bayer para España yPortugal, Rainer Krause, y el director de la planta asturiana, Jorge Álvarez, mostraron las instalaciones al presidente del Principado, Javier Fernández, al consejero de Empleo, Industria y Turismo, Isaac Pola y al alcalde de Langreo, Jesús Sánchez, entre otras autoridades. En su recorrido visitaron la recién estrenada zona de control de envíos, el almacén del principio activo y mostraron las claves del proceso de producción y la fabricación del ácido acetilsalicílico –la capacidad de producción de Lada alcanza las 5.500 toneladas al año–.

Tras la visita llegó el turno de las intervenciones. El director de la planta aprovechó para anunciar la inversión y para agradecer a los empleados su implicación. «Detrás de cada aspirina está nuestro trabajo y se hace día tras día desde Langreo. La salud de la planta de Lada es hoy muy buena, la mejor de la historia», destacó.

Krause también quiso reconocer la labor de la factoría asturiana en el éxito de la compañía. «No se puede contar la historia de Bayer sin la aspirina y sin la planta de Lada. Es el único centro del mundo del ácido acetilsalicílico y los más de 200 millones de aspirinas que se consumen cada día en el mundo tienen el sello de los trabajadores asturianos». Para mantener la buena salud de la planta, Krause confía en que la relación con Asturias se «mantenga» y se «refuerce» en el futuro. «Necesitamos apoyos de las autoridades para nuestros proyectos». La inversión en España y Portugal alcanza los 12 millones de euros este año. En el turno de intervenciones, el alcalde de Langreo aprovechó para resaltar la implicación de la compañía con el municipio, sobre todo por crear «un empleo de calidad» y favorecer a la zona «con inversiones». «Merece la pena destacar el compromiso de una empresa emblemática con el municipio tras el cierre del último pozo y el abandono de Duro», destacó Sánchez, quien confía en que la apuesta de Bayer se «mantenga». El cierre de la visita llegó con un brindis como muestra a esa buena relación entre Asturias y la compañía y que este año celebra su 75 aniversario con la mirada en un futuro conjunto.

Fotos

Vídeos