CC OO y UGT ven «un punto de inflexión» en una «exitosa jornada»

Multitudinaria manifestación por las calles de Gijón. / DAMIÁN ARIENZA

Los sindicatos mayoritarios creen que hoy «hay más esperanza para lograr la igualdad real, en el trabajo y en la sociedad»

Aida Collado
AIDA COLLADOGijón

«Hoy más que nunca, Asturias es feminista». Los sindicatos mayoritarios, CC OO y UGT, no escondieron ayer su satisfacción por la «exitosa jornada» del 8 de marzo. «En las calles, el seguimiento fue masivo», apuntan. Mujeres y hombres, estudiantes y pensionistas «clamando por la igualdad».

En los centros de trabajo -es el eje laboral el que más cerca les queda- hubo «una gran respuesta de conciencia por la igualdad. Con paros de dos horas por turno, con un seguimiento especial en la Administración pública, donde más del 50% de los empleados pararon dos horas». Una protesta que se secundó también en los sectores más masculinizados. «Pese a las dificultades, UGT y CC OO quieren agradecer el ejemplo cívico de la ciudadanía que, en la mayoría de los casos, no consumió en la jornada de ayer».

Ana María Rodríguez, la responsable de Igualdad de CC OO, solo lo puede decir más alto: «Todos los adjetivos positivos que se te puedan ocurrir se cumplieron, fue un punto de inflexión, no cabe duda». Tanto por la mañana como por la tarde, la respuesta a la convocatoria, la reivindicación social y civil, «fue enorme». Ya es «tiempo de hablar de la igualdad real, a la que hay que poner en el sitio que se merece. Sobre todo, aquellos incrédulos que ahora dicen que 'no toca', aquellos que aseguran que las feministas no representamos a las mujeres reales o a quienes mantienen que la huelga general fue una medida extrema».

Lo que toca a partir de mañana está claro. «No nos tenemos que quedar en el 8 de marzo, todos los días tenemos que trabajar por la igualdad, por eso hemos hecho una huelga y por eso seguiremos trabajando».

A su lado, el jueves, estaba la vicesecretaria general de UGT Asturias, Nerea Monroy. Entonces, «los trabajadores mandaron un mensaje claro al Gobierno: que ya está bien, que estamos hartas y que ponga medidas para erradicar la brecha salarial y recursos económicos para acabar con la desigualdad», detalló esta última.

Cree que la huelga «fue un precedente en el movimiento feminista» y, al igual que su compañera de CC OO, sabe que «el día 9 hay que seguir trabajando. Hay que seguir luchando y peleando por los derechos de todos los trabajadores».

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos