Cesintra advierte al Gobierno de que «habrá conflicto» si aprueba el nuevo reglamento

El borrador para la ordenación del transporte fija en tres vehículos el número para acceder a la profesión y para mantener el negocio

SUSANA BAQUEDANO GIJÓN.

La Central Empresarial de Servicios Internacionales y Nacionales de Transporte (Cesintra) se ha sumado a las críticas del sector contra el borrador del texto de la reforma del Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestres (ROTT) y de la Orden Ministerial que lo desarrolla en materia de autorizaciones, distribuido por la Subdirección General de Normativa del Ministerio de Fomento. La asociación asturiana advierte de las consecuencias «nefastas» que dicha reforma acarreará a los transportistas autónomos y a las pequeñas y medianas empresas (Pymes) y advierte de que si el Gobierno «hace oídos sordos, el conflicto está servido». Sus quejas se dirigen a la imposibilidad de mantener un negocio con menos de tres vehículos y a la dificultad de acceder a él si no es con ese número de camiones como mínimo.

Al igual que Cesintra, otras asociaciones españolas del sector también están avisando de que los cambios propuestos en el punto nueve para la reforma de la O. M. 734/2007 y en el punto 14 para la reducción de copias de la autorización de transporte y la transmisión de la misma, «vendrán a suponer un quebranto del patrimonio empresarial de las pequeñas empresas, sean personas físicas o jurídicas». Por ello, vaticinan la desaparición a medio plazo de todas ellas del mercado. «Será prácticamente imposible transmitir una autorización de transportes y las empresas muy pequeñas no podrán crecer, ya que serían expulsadas del mercado si en algún momento deciden tener una dimensión menor a tres vehículos», advierten.

«Una cosa es una flota mínima para acceder al sector en aras de evitar una mayor precaridad y otra es que, una vez dentro, tengas que cerrar tu empresa si reduces por debajo de tres vehículos», expone el presidente de Cesintra, Alejandro García,

Por su parte, desde la federación de transportistas de Fetransa también afirman que «es profundamente falso que ser pequeño sea sinónimo de ineficaz. El transportista autónomo ha sido demandado y continúa siéndolo porque es un transportista fiable. El resto no es cierto o son medias verdades».

La federación señala que se deben mantener las dos vías existentes para el acceso a la profesión. Esto es, la determinada para nuevas autorizaciones y la transmisión de los derechos de una de las empresas que ya operan en el sector, puesto que «no pone ni quita transportistas y permite, sobre todo a las personas físicas, poder diferenciar su patrimonio empresarial del personal». Sobre la dimensión de las empresas, la federación recalca que existen soluciones intermedias como penalizar las reducciones de su dimensión con la imposibilidad durante un determinado tiempo de poder solicitar nuevas copias. Por último, hace una llamada de atención al ministerio de Fomento y al resto de asociaciones del sector sobre la «irresponsabilidad» que supondría condenar al pequeño empresario para «salvar el sector».

Fotos

Vídeos