El PSOE nacional pide compensar por el cierre de las térmicas frente a la postura del Principado

Trabajadores de la central de Lada, ante la instalación, durante una protesta en diciembre pasado.
Trabajadores de la central de Lada, ante la instalación, durante una protesta en diciembre pasado. / J. C. ROMÁN

La presidenta del PSOE busca una «estrategia de trabajo conjunta» y el jefe del Ejecutivo asturiano le reitera su apuesta por mantener las centrales

OCTAVIO VILLA , NOELIA A. ERAUSQUIN y ANA MORIYÓNGijón

Resulta extremadamente complicado conciliar la «elaboración de una hoja de ruta de transición energética acorde con las exigencias de la Unión Europea», cuando estas apuntan claramente en la vía de la descarbonización de la economía con el mantenimiento de la actividad de la minería del carbón y las centrales térmicas. En esa difícil tesitura se vieron ayer la presidenta federal del PSOE, Cristina Narbona, y el presidente del Principado, Javier Fernández, durante la conversación telefónica que mantuvieron para que la Ejecutiva Federal del PSOE pudiese expresar «su apoyo al Gobierno asturiano para establecer una estrategia de trabajo conjunta en beneficio de la actividad económica y del empleo del Principado».

Cristina Narbona también telefoneó al secretario general de la Federación Socialista Asturiana, Adrián Barbón, y como resumen ambas conversaciones la dirección federal emitió un comunicado en el que, muy significativamente, no se menciona ni al carbón ni a las centrales térmicas ni una sola vez.

Sí intenta Ferraz desviar la atención al asegurar que las conversaciones con Fernández y Barbón se producen en el «contexto de confusión que ha generado el Gobierno central con propuestas normativas cuestionadas incluso por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC)». A preguntas de EL COMERCIO, fuentes de Presidencia del Principado confirmaron la conversación entre Narbona y Fernández, en la que la presidenta y exministra de Medio Ambiente «le planteó al jefe del Ejecutivo asturiano la búsqueda de una mayor coordinación en esta materia, que Javier Fernández entiende razonable». Sin embargo, el presidente del Principado le expuso a Narbona «con claridad cuál es su posición, la que ha expresado públicamente en numerosas ocasiones. Es decir, que es partidario del mantenimiento de las centrales térmicas por las consecuencias que su cierre tendría sobre el tejido económico de la región».

La diferencia de expresión puede parecer de matiz, pero la clave está en que la dirección federal ya plantea las acciones a adoptar en términos no de conservar la actividad minera ni la de las térmicas, sino como un «apoyo de la dirección federal al mantenimiento del empleo y de la actividad económica de la comunidad», en el marco de una «estrategia de trabajo conjunta que se desarrollará a corto, medio y largo plazo» y que «buscará obtener los máximos recursos posibles tanto de instituciones europeas como del Gobierno español y de las empresas privadas que operan en el Principado tomando como referencia las experiencias que ya existen en zonas industriales en transición en Europa y Estados Unidos».

Esto es, obtener las máximas compensaciones posibles en una nueva reconversión industrial que Asturias deberá afrontar, en opinión de la dirección federa, en el marco de «una transición justa que evite los efectos sociales indeseables tanto en términos de pérdida de empleos como de subidas del precio de la luz».

De una «transición justa» también habló ayer el portavoz de IU en la Junta General, si bien en su caso anotó que el fin es lograr una posición común que posibilite adoptar medidas políticas para dicha transición, pero compatibles con el mantenimiento del sector del carbón más allá de enero de 2019. Llamazares, acompañado por Ovidio Zapico y el secretario general de Industria de CCOO, Damián Manzano, dijo que buscará que haya una posición mayoritaria en el Congreso en defensa del carbón nacional, porque es «esencial dentro de la dieta energética del país. Si se cae ese castillo se cae el castillo de naipes del sector industrial en Asturias». Manzano reclamó una «postura clara y contundente en defensa de la minería» a los diputados nacionales de IU.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos