Nea Master

Consultoría 360: cómo sacar la máxima rentabilidad a tu negocio

Consultoría 360: cómo sacar la máxima rentabilidad a tu negocio
PUBLIRREPORTAJE

Maximizar beneficios, optimizar trabajos y procesos, ahorro de costes, mejora del rendimiento, adecuación a las nuevas tendencias empresariales…. Todos estos objetivos están permanentemente en la cabeza de empresarios y directivos de empresas de todo el mundo, pero casi siempre se alcanzan con dificultad.

Aquí entra en juego la importancia de la consultoría empresarial. Asesores externos con una amplia visión de negocio y con la suficiente experiencia para hacer las preguntas clave para detectar los posibles problemas de una organización y diagnosticar las soluciones necesarias para que despegue.

Especializados en consultorías 360, en Nea Master dan solución a estos problemas del día a día, proponiendo soluciones al software de gestión, servicios de impresión, informáticos o incluso el hardware. Para ello, se deben auditar y valorar los equipos o herramientas con las que realiza el trabajo en las empresas, además de prestar especial atención al equipo humano de las mismas.

Una de las claves de estas consultorías es que va a permitir al empresario conocer los procesos y las herramientas para tomar decisiones efectivas para su negocio, ya que uno de los problemas más habituales suele ser que estas herramientas o están obsoletas o ya no son adecuadas a la estructura real de la empresa.

“Con software obsoleto o no adecuado, además de la ineficiencia de procesos, pueden producirse unos agujeros de seguridad muy importantes de los que muchas empresas todavía no son conscientes”, señala Rocío Iza, Directora Adjunta de Nea Master.

Hace unos años, salvo grandes organizaciones, la mayoría de las empresas que encargaba una consultoría lo hacía cuando pasaba por una crisis, más o menos acusada o cuándo necesitaba resolver problemas en la gestión de los equipos de trabajo. Actualmente las consultorías no van unidas a una mala situación de la empresa sino a un interés real en la mejora de procesos, optimización de equipos y en definitiva a un ahorro económico.

“Una consultoría rigurosa nos permite asegurarnos de que los procesos que se siguen dentro de la empresa gocen del máximo rigor y con ello se asegura un incremento de la competitividad, el ahorro de costes y la efectividad de los procesos.” afirma Javier Fernández, gerente en Nea Master.

Desde Nea Master aseguran que una consultoría tiene que estar basada en el estudio de los tres aspectos fundamentales para el funcionamiento real de una empresa.

Una vez estudiados de manera integral los procesos y herramientas que se usan, también se analizan los errores e ineficiencias que se cometen y se deben corregir. Gracias a este proceso, se sabrá cómo y de qué manera se puede subsanar y mejorar el proceso integral de gestión.

Analizar el estado que presenta cualquiera de los procesos analizados permite al empresario ver cuál es su situación real, los errores que se están cometiendo, qué aspectos se deben corregir y, no solo eso, sino cómo y de qué manera corregirlos.

Por todos estos aspectos, una consultoría empresarial puede ser el instrumento adecuado para aumentar la productividad de la empresa, reducir gastos innecesarios y en definitiva optimizar los procesos de producción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos