«El crédito no llega a todos por igual»

Jaime Rábago. / HUGO ÁLVAREZ
Jaime Rábago. / HUGO ÁLVAREZ

«Seguimos viendo grandes carencias de cultura financiera en el segmento de autónomos y micropymes»Jaime Rábago Secretario general de Cesgar

AIDA COLLADO OVIEDO.

Jaime Rábago es secretario general de Cesgar, la patronal nacional de las sociedades de garantía recíproca, ahora inmersa en la presentación de una nueva plataforma que agiliza la concesión de avales.

-'Con aval sí' se intenta facilitar el acceso de las pymes a las sociedades de garantía recíproca (SGR) a través de su digitalización.

-Este proyecto, en el que llevamos un año largo trabajando, forma parte de nuestro plan estratégico, uno de cuyos ejes es la digitalización, porque lo vemos como una palanca clara para optimizar y desarrollar la labor de las SGR en pos del acceso de las pymes y los autónomos a la financiación. Lo consideramos un punto clave y el inicio de un proceso que esperamos que siga varias etapas, en las que ya estamos trabajando.

-Con 'Asturgar on-line' el Principado se suma a esta iniciativa.

-Se trata del mismo proyecto. La plataforma común a nivel nacional se llama 'Conavalsi.com' y cada una de las SGR están siendo activas en su propia comunidad autónoma. 'Asturgar on-line' entronca directamente con el portal 'Conavalsi.com'.

-¿Se podrán solicitar avales sin necesidad de hacer acto de presencia físico?

-Exactamente. Hemos diseñado un portal, una plataforma tecnológica, que lo que hace es optimizar mucho los procesos. De esta forma, desde cualquier punto de Asturias , cualquier pyme o autónomo puede darse de alta en el portal, introducir unos datos de identificación, y puede solicitar un producto de los que esté ofreciendo en estos momentos Asturgar. Se le requerirá una serie de información que se puede subir con ficheros 'pdf' o con formularios predefinidos que puede rellenar online el usuario y, todo ello, se hace de forma absolutamente automática. Eso permite agilizar mucho la toma de decisiones por parte de Asturgar.

-Decía que esto es una primera fase. ¿Cuáles vendrán después?

-Esta primera fase cubre el aspecto 'B to C' ('Business to Consumer', entendiendo este último como la pyme). Y la próxima fase es el 'Business to Business': a través de la plataforma también podremos tener acceso a las operaciones o propuestas de las entidades financieras.

-La mayor parte de su actividad se centra en las pymes y autónomos. ¿Alguna ventaja para estos últimos?

-Siempre pensamos que un autónomo, la creación de empleo que supone que un pequeño empresario autónomo se lance a una actividad empresarial es muy importante. En determinadas regiones de España puede ayudar mucho a la creación de actividad y a las sinergias que toda nueva actividad empresarial genera. Por lo tanto, el autónomo es estratégico para nosotros. Tenemos conversaciones desde hace tiempo con diversas asociaciones, entre ellas ATA, para prestar apoyo ante determinadas necesidades de financiación.

-Siempre se habla de su labor para facilitar el acceso al crédito a través de avales, pero las pequeñas empresas también cuentan también con otro tipo de ayudas por su parte.

-Por Ley, no tenemos permitido dar financiación, pero la misma Ley deja perfectamente reflejada y subrayada la importancia que tiene el apoyo a la pyme, con el acompañamiento en la tortuosa labor que normalmente realiza el empresario, que no suele ser muy lego en temas financieros. Se trata de asesorarle sin ningún tipo de interés de tipo mercantil, más que poderle ayudar aconsejándole en plazos, tipología de operación que necesita o en cómo instrumentarla. La parte de asesoramiento financiero es un punto clave.

-¿Está aumentando la financiación a pymes?

-Está aumentando, pero me gustaría subrayar un matiz. Los tiempos de la falta de liquidez pasaron, la barra libre del BCE ha surtido efecto, pero sí hemos detectado a través de nuestro estudio semestral que hay una cierta dualidad. Efectivamente, la liquidez abundante ha provocado que la gran mayoría de las pymes puedan acceder libre y fácilmente a la financiación, pero hay un porcentaje importante de las 3.200.000 actividades empresariales que suponen las pymes o autónomos en nuestro país, que nosotros estimamos en el entorno de las 250.000 empresas que tienen dificultades de acceso a la financiación. y esas empresas son precisamente nuestra razón de ser. En esa dualidad, la recuperación ha llegado a distinto ritmo. A las sociedades de garantía todavía nos queda una labor de muy largo recorrido para meter en el circuito financiero a esas empresas que no encuentran financiación.

-¿Y cuánto tiempo se alargará esta situación, pese al final formal de la crisis?

-El segmento que atendemos necesita nuestro apoyo. Entendemos que en mayor o menor grado ese segmento seguirá existiendo siempre. Siempre habrá nuevos emprendedores, pequeños empresarios sin ningún otro respaldo... Ese tipo de iniciativas siempre existirán. No es un tema de crisis como ha podido ser del año 2009 al 2014, sino una coyuntura especial de nuestra autonomía, en la que la pyme no es tanto 'p' como 'micro p'.

-¿Ha mejorado la cultura financiera de las empresas?

-Nosotros seguimos viendo grandes carencias en el segmento autónomo y de micropyme. Tú no puedes pedir a un hombre orquesta, que es a la vez director general, comercial, de aprovisionamiento... que entienda toda la tipología de productos financieros y las largas sombras que pueden proyectar. Es un hándicap importante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos