CSI denuncia a Inspección de Trabajo defectos en la antigua nave de Tenneco

E. C. GIJÓN.

El secretario general de CSI en Asturias y miembro del comité de empresa de Vauste (la antigua Tenneco) en Gijón, Ignacio Fuster, presentó el pasado lunes una denuncia ante la Inspección de Trabajo en la que asegura que una parte de la nave del Alto Tremañes en la que se encuentra la fábrica tiene el tejado «compuesto de uralita en avanzado estado de degradación y con una antigüedad acreditada de más de 50 años».

Fuster indica en la demanda que requirió a la dirección de la empresa para que sometiese a un reconocimiento de silicosis a dos trabajadores, sin obtener contestación, y que llevó «un trozo de la uralita del tejado» a un laboratorio de Oviedo en el que se identificó la existencia de «amianto blanco (crisolito) y amianto azul (crocidolita)», añadiendo que este último es el «más tóxico que se puede encontrar».

La empresa matizó a este periódico que «es cierto que parte del tejado de la nave es de uralita, pero está aislado de la zona de trabajo por una capa de lana de roca». Por otra parte, representantes de los otros sindicatos representados en el comité de empresa restaron importancia a la denuncia por el mismo motivo y pusieron en duda «la razón por la que ni la CSI ni los dos trabajadores para los que se piden análisis no han informado al delegado de prevención de riesgos laborales».

Temas

Gijón

Fotos

Vídeos