Detenido en Madrid el empresario minero Rodolfo Cachero, huido desde hace dos meses

El empresario tras declarar ante el juez acusado de defraudar casi cinco millones de euros en 2016.
El empresario tras declarar ante el juez acusado de defraudar casi cinco millones de euros en 2016. / ROJAS

Los agentes desplazados desde Oviedo lo esperaron a la salida de la sede social de Astur Leonesa; no opuso resistencia y pasó la noche en calabozos

CAROLINA GARCÍA OVIEDO.

Hacía dos meses que la policía seguía la pista del empresario minero Rodolfo Cachero. El pasado mes de julio, el juzgado de lo Penal 3 de Oviedo dictaba una orden de ingreso en prisión contra Cachero y desde entonces su situación, hasta ayer que fue detenido en Madrid por agentes de la Brigada Móvil-Policía en el Transporte de Asturias apoyados por dos policías de la brigada Judicial, era la de busca y captura. Los efectivos se trasladaron el miércoles por la tarde desde Oviedo hasta Madrid tras tener constancia de que se encontraba en la zona. A las doce de la mañana, según fuentes de la investigación, abandonaba el domicilio social de la compañía Minero Astur Leonesa (ubicada en la calle General Pardiñas) cuando los agentes detuvieron al empresario asturiano cuando iba a entrar en un coche de «alta gama» en el que le esperaba su hijo.

Rodolfo Cachero no opuso resistencia y no ocurrió como en 2001, cuando entregó a los agentes la documentación de una persona con gran parecido y en su traslado a la comisaría negó reiteradamente su identidad. Entonces la prueba dactilar fue definitiva. Se detuvo en Marbella. De allí ingresó directamente en la cárcel de Alcalá-Meco. En esta ocasión reconoció su identidad. Fue trasladado a la comisaría de Chamberí. Pasó la noche en dependencias policiales hasta hoy, cuando el juez de guardia podría decretar su ingreso en prisión. Se enfrenta ahora a la pena de 30 meses por un delito contra la Hacienda Pública.

Desde que el juez dictó la orden de busca y captura sobre Rodolfo Cachero, el último gestor de la Compañía Minera Astur Leonesa, con explotaciones en Degaña, este pasó por varias ciudades de Portugal, estuvo en Málaga, en Pontevedra y en Madrid, donde finalmente fue detenido. En su huida de la Justicia desde algo más de dos meses, llegó incluso a estar en Asturias. Pasó al menos dos días en Gijón en agosto. En sus desplazamientos tomaba medidas. Al menos en la ocasión en la que viajó a Asturias lo hizo con dos coches. Uno se adelantaba unos diez minutos para avisar de posibles controles al chófer del vehículo en el que, detrás, viajaba Cachero.

Viajó a Portugal, Pontevedra, Málaga y Gijón y usaba dos coches en sus desplazamientos

Su trayectoria empresarial

Rodolfo Cachero estuvo al frente de un grupo empresarial, Constructora Asturiana (CASA), que fue intervenido judicialmente al suspender pagos y acumuló deudas por importe de 3.400 millones de pesetas, unos 20 millones de euros actuales. Su relación con la explotación de Cerredo comenzó en diciembre de 2014, al adjudicarse de forma definitiva los activos de la extinta Coto Minero Cantábrico (CMC), la mayor empresa minera privada del país heredera directa de la Minero Siderúrgica de Ponferrada (MSP) y propiedad del empresario leonés Victorino Alonso, con quien tuvo sonoras polémicas.

CMC había entrado en concurso de acreedores en 2013 tras la parálisis del sector por los recortes de ayudas aprobados por el Gobierno de Rajoy en 2012 y la falta de venta de carbón a las térmicas.

De esta forma, sus activos: tanto la mina de cielo abierto como la de interior, considerada por la calidad y cantidad del carbón, así como por la tecnología invertida para su extracción, una de las mejores minas de Europa, pasaron a formar parte de la Compañía Minera Astur Leonesa, propiedad de Cachero. Desde hace un tiempo, en el entorno de la compañía se baraja la posibilidad de que Rodolfo Cachero pueda haberse «llevado de forma indebida» una cantidad cercana a 9 millones de euros desde que Astur Leonesa entró en concurso de acreedores.

Más noticias

Fotos

Vídeos