La dirección de Duro, «optimista» ante una ampliación de hasta 125 millones

Acacio Rodríguez. /  E. C.
Acacio Rodríguez. / E. C.

La compañía, que llegó en subir en Bolsa más del 24%, mantiene el consejo de hoy, pero aplaza la presentación de resultados

S. BAQUEDANO GIJÓN.

La de ayer fue una mañana trepidante para Duro Felguera, comenzando por el parqué. Sus acciones subían más de un 24% ya las nueve y media de la mañana, hasta intercambiarse a un precio de 0,48 euros. Poco menos de media hora antes, la compañía había remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) un primer hecho relevante que venía a confirmar que «se encuentra negociando» un proceso de refinanciación con sus entidades financieras de referencia y que dicho proceso supondrá «una conversión de deuda en instrumentos asimilables a capital así como la entrada de dinero nuevo en la compañía». Dicha operación está sujeta a «una ampliación de capital en línea con las previsiones de negocio» analizadas por la compañía asturiana y sus asesores durante el último trimestre, según la nota enviada al órgano supervisor.

A las 10.23 horas, el grupo asturiano completaba su información a la CNMV con otro hecho relevante en el que confirmaba las cifras adelantadas por EL COMERCIO el pasado sábado. Así, Duro Felguera indicaba que la negociación con las entidades financieras gira en torno a mantener una deuda sostenible de 85 millones de euros, con una entrada de liquidez de 25 millones de euros y líneas de avales para nuevos proyectos por un total de hasta 100 millones de euros.

«Dinero nuevo»

Según Duro Felguera, estas cifras «son consistentes» con las previsiones de negocio de la compañía y permiten a la dirección de la empresa «ser optimistas» ante la ampliación de capital que se planteará ante los órganos de Duro Felguera y que supondrá la entrada de dinero nuevo en el entorno de entre 100 y 125 millones de euros.

El proceso de refinanciación acordado con la banca y la futura ampliación de capital se analizarán en el consejo de administración convocado para hoy en la sede del grupo en Gijón. En dicha reunión estaba previsto también aprobar los resultados de 2017, una cuestión que ha quedado aplazada hasta la próxima semana. La dirección que encabeza Acacio Rodríguez solicitó a la CNMV justo ayer, poco después de remitir los dos hechos relevantes, autorización para dicho aplazamiento. Se trata de una situación excepcional que se debe a la complejidad que tiene la elaboración de los resultados de 2017, según fuentes de la propia compañía, que requiere más tiempo para realizar «los ajustes» necesarios para presentar un balance saneado.

Respuesta ante un concurso

Por otra parte, este aplazamiento podría evitar el intento por parte de algún consejero para instar a un preconcurso de acreedores. Los accionistas de referencia tienen que retratarse hoy y pronunciarse sobre el plan de refinanciación de la deuda y la ampliación de capital. Una vez acordada la hoja de ruta para salvar la compañía, no cabrían argumentos para defender, en un consejo posterior, un concurso de acreedores pese a los malos resultados que se prevén y que se atribuyen a la mala gestión realizada durante el mandato anterior a Acacio Rodríguez.

Por otra parte, la dirección de Duro Felguera ha respondido ya en el juzgado a la demanda de concurso de acreedores solicitada por la ingeniería gijonesa ITK. El grupo asturiano ya adelantó que sería una «respuesta contundente» y negó que su filial Operaciones y Montajes, objeto de la demanda, tuviese deuda alguna con la firma demandante.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos