Multitudinaria marcha en Asturias para exigir pensiones dignas

Pensionistas concentrados en la Avenida de la Costa de Gijón. /DANIEL MORA.
Pensionistas concentrados en la Avenida de la Costa de Gijón. / DANIEL MORA.

Unos 40.000 jubilados asturianos, según los convocantes, se han manifestado en Gijón para exigir pensiones dignas y anuncian que lucharán «codo con codo» con los jóvenes en contra de la precariedad

Noelia A. Erausquin
NOELIA A. ERAUSQUINGijón

Miles de asturianos, 40.000 según la organización, se han manifestado esta mañana por Gijón "en defensa del sistema público de pensiones". Al grito de"les perres de los ladrones para las pensiones" o de "Rajoy, escucha, devuélvenos la hucha", pensionistas, pero también personas cercanas a la edad de jubilación o jóvenes que consideran que este problema es de toda la sociedad han participado en una multitudinaria movilización convocada por las asociaciones de pensionistas de Asturias y de Gijón, la Federación de Mayores del Principado y las organizaciones de pensionistas de UGT y CC OO.

La marcha, que discurrió en parte bajo una intensa lluvia, salió de la plaza de toros y avanzó por la avenida de la Costa para terminar en el Paseo de Begoña. La afluencia fue tan masiva que, cuando la cabecera llegó al final, aún no habían podido iniciar el recorrido cientos de personas, que aguardaban en El Bibio.

Durante varios momentos de su desarrollo, hubo desencuentros e incluso conatos de peleas, al recriminar algunos pensionistas la presencia en la cabecera de los sindicatos UGT y CC OO, organizaciones convocantes de la protesta. De hecho, algunos decidieron colocarse por delante de la pancarta de cabecera, en la que se leía el lema 'Asturias, en defensa del sistema público de pensiones', lo que provocó nuevas discusiones.

La llegada al paseo de Begoña, donde ya aguardaban cientos de personas, fue animada por 'Los trovadores del 15 M', al grito de "el pueblo unido, jamás será vencido" y canciones como "Todo cambia". Posteriormente, la presidenta del Consejo de la Juventud de Asturias, Sheyla Suárez, y la escritora Ángeles Caso leyeron sendos manifiestos. La primera destacó que esta es una reivindicación de todas las generaciones porque los jóvenes también sufren la precariedad y por ello hay que luchar codo con codo. "Ni un paso por delante, ni uno por detrás", subrayó Suárez, que considera que los mayores son "el espejo en el que mirarnos" "Los jóvenes de hoy no queremos ser los pensionistas precarios de mañana", advirtió, para abogar por una lucha intergeneracional.

Ángeles Caso, por su parte, leyó el manifiesto conjunto de todas las organizaciones convocantes, un texto en el que defendió la pelea en la calle por las pensiones, porque aquellos que tienen competencia para hacerlo, y citó al Congreso, la Comisión del Pacto de Toledo y la Mesa del Diálogo Social, "son incapaces para dar una respuesta a la situación por la que está pasando nuestro sistema de pensiones". Además, recalcó que el este modelo es sólido y que el problema que sufre "no es demográfico, ni técnico, ni económico, es un problema de voluntad política, de apostar por un sistema público de pensiones o de hacerlo por un sistema privado"."Nos acusan de agitar la calle, de estar manipulados y de que nuestras pancartas no sirven para nada. Tienen razón, estamos manipulados, nos manipulan las pensiones de miseria de nuestras viudas, los contratos basura de nuestros hijos, los salarios de miseria de nuestros nietos, el copago de nuestros medicamentos y la subida de mierda de las pensiones", clamó, para abogar por incrementar los ingresos de la Seguridad Social "de forma eficaz, o destinando parte de los impuestos al mantenimiento de nuestro sistema de pensiones". Mientras esto sucede, insistió en "la firme voluntad de ocupar las calles y las plazas para seguir exigiendo diálogo y el consenso como únicas vías para conseguir la suficiencia actual y futura de las pensiones de España".

Sus palabras finalizaron con el himno de Asturias, cuando por la carretera de la Costa aún seguían llegando personas procedentes de distintos puntos de la región. A pesar de ser una manifestación protagonizada eminentemente por la sociedad civil, entre los asistentes estuvieron los secretarios generales de UGT y de CC OO de Asturias, Javier Fernández Lanero y José Manuel Zapico, respectivamente. La presencia política también fue abundante, aunque en un segundo o tercer plano. Entre la multitud, se encontraban la secretaria de Organización de la Federación Socialista Asturiana, Gimena Llamedo, y Ander Gil, portavoz del PSOE en el Senado, además de la mayor parte de la ejecutiva autonómica -el secretario general, Adrián Barbón, participó en la de Madrid-; el coordinador general de IU, Ramón Argüelles; portavoz de la formación en la Junta General, Gaspar Llamazares, y la eurodiputada Ángela Vallina o el secretario general de Podemos, Daniel Ripa; su portavoz en la Cámara asturiana, Emilio León, y la eurodiputada Tania González.

Con esta manifestación los convocantes denuncian "la pasividad del gobierno en materia de pensiones". A su juicio, el Ejecutivo de Mariano Rajoy "solo persigue el deterioro y el descrédito del sistema" y busca "fomentar los sistemas privados". Entre sus reivindicaciones se encuentran que las pensiones vuelvan a subirse de acuerdo a la inflación, incluirlas en los Presupuestos Generales del Estado, restablecer la jubilación ordinaria a los 65 años, establecer una anticipada sin penalización con 40 o más años cotizados, que la pensión mínima sea igual que el salario mínimo interprofesional y la eliminación de copagos.

De poco sirvieron para los presentes las explicaciones que Rajoy dio el miércoles en el Congreso, en una comparecencia en la que se comprometió a mejorar las prestaciones mínimas y de viudedad, aunque de forma genérica, sin detallar las cuantías y condicionando cualquier medida a la aprobación de los próximos Presupuestos. De hecho, el jefe del Ejecutivo logró convertir el debate monográfico sobre las pensiones en un alegato a favor de las cuentas estatales, todo un “chantaje” del presidente a los partidos de la oposición y a toda la sociedad, según los asistentes.

En contexto

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos