Duro exhibe una cartera de proyectos de 2.264 millones y negocia más avales

Dos personas salen de la sede gijonesa de Duro Felguera. / DANI MORA
Dos personas salen de la sede gijonesa de Duro Felguera. / DANI MORA

La ingeniería asturiana formalizará «a la mayor brevedad» el acuerdo de prórroga de la tregua con la banca, y su deuda neta se reduce a 229 millones

S. BAQUEDANO / O. VILLA GIJÓN.

Duro Felguera exhibió ayer los resultados del primer semestre de 2017 con dos puntos principales a destacar. Por una parte, la ingeniería asturiana subrayó que a fecha del pasado 30 de junio, la cartera de proyectos alcanzaba los 2.264 millones de euros. Se trata de una cifra un 4,1% mayor que la de doce meses antes, lo que la compañía presenta como una garantía de mantenimiento de la actividad.

Y Duro sigue contratando. Ese es el segundo punto positivo de los resultados presentados ayer. En los seis primeros meses de 2017, la compañía asturiana cerró contratos por valor de 413,6 millones de ueros, un 90% más que en el primer semestre del año anterior.

Este mayor nivel de contratación incluye los proyectos Jebel Ali 'K' en Dubai, para la construcción de una planta de ciclo simple de 500 megavatios, por 204 millones de euros, y con OJSC Naftan para la instalación de un sistema de recuperación de gases en Bielorrusia, por 84,4 millones de euros en la línea de Mining & Handling.

Menos positivos fueron los datos de ventas, ya que las registradas a 30 de junio ascendieron a 319 millones de euros, un 4,5% por debajo de las registradas en el mismo periodo del ejercicio anterior. La ligera reducción en ventas se debe, según indicó la empresa, «tanto a la demora en el inicio de algunos proyectos en cartera, como a la menor contratación en 2016 vinculada a la situación financiera de la compañía».

El EBITDA del semestre se sitúa en 7,8 millones, lo que representa un empeoramiento frente a los 15,9 millones de doce meses antes. Duro atribuye este descenso del beneficio operativo bruto a la menor actividad en la línea de Mining & Handling, al ajuste en márgenes en la línea de Servicios, a los costes de reestructuración, tanto de la línea de fabricación como de la deuda, y a las diferencias de tipo de cambio. El beneficio neto sin considerar costes de reestructuración es de 0,3 millones de euros, incluyendo dichos costes el resultado neto es de 1,9 millones de euros negativos.

La prórroga y los socios

En todo caso, la buena disposición de la banca y una reducción del nivel de deuda neta de los previos 244 millones de euros a 229 al cierre del semestre han facilitado que se haya llegado a un acuerdo con las entidades financieras para prorrogar el acuerdo de tregua o 'standstill', que permite a la compañía seguir negociando, por una parte, nuevos avales que le permitan seguir contratando obras que requieran de financiación durante su ejecución (la práctica totalidad), a lo que la banca ya ha mostrado su disposición, y también disponer de fondos para garantizar el abono de las nóminas de la plantilla.

Sin embargo, la firma de la prórroga aún no se ha concretado, pese a que todo apuntaba a que sería ayer mismo. La empresa señaló que la prórroga de dicho acuerdo «que el consejo de administración ha aceptado, se encuentra en fase de tramitación interna por los correspondientes órganos de las entidades financieras participantes, con el objetivo de formalizarlo a la mayor brevedad y con efectos a partir del próximo 1 de octubre». En principio, el acuerdo supondría que la tregua bancaria se extendería hasta el 31 de enero de 2018. Mientras tanto, Duro Felguera sigue «diseñando un refuerzo de la estructura de capital, pendiente de definir su importe, su instrumento y si se llevará a cabo en una sola operación o en varias sucesivas. En este sentido, estamos manteniendo conversaciones con diversas entidades dentro de un proceso de búsqueda de un socio estratégico coordinado por la banca Rothschild»..

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos