Duro Felguera buscó durante dos años un comprador para Tedesa

La sede del taller en el polígono de Silvota.
La sede del taller en el polígono de Silvota. / DANIEL MORA

Los trabajadores retoman mañana la negociación con la empresa para evitar el ERE sobre los 38 trabajadores del taller

C. G. GIJÓN.

El grupo Duro Felguera buscó durante dos años un comprador para su filial Tedesa. Así lo denunciaron ayer los representantes de los trabajadores del taller con sede en Silvota (Llanera) que desde hace unas semanas mantienen reuniones con la compañía para buscar una solución al ERE que presentaron el miércoles en Magistratura. De momento afrontan la última semana de negociaciones sin cambios. A través de un comunicado, señalaron que con la venta «admiten su intención de deshacerse de Tedesa con el menor costo posible, pese a finalizar en 2014 y 2015 con beneficios». Aseguran que «hasta la llegada del nuevo equipo directivo, tras 30 años de historia, Tedesa solo había dado beneficios». Y explican que en los últimos años la facturación cayó de los 40 millones de euros en 2008, a los pocos más de cinco de 2016: «Hemos pasado de tener 65 trabajadores y cinco empresas satélite que trabajaban para nosotros a 38 trabajadores», denuncian.

Para defender sus puestos de trabajo -el ERE presentado es sobre toda la plantilla- y la viabilidad del taller, han iniciado movilizaciones y se han reunido con el consejero de Empleo, Industria y Empleo, Isaac Pola, para reclamar toda la atención del Principado. De hecho, dicen que salvo que «el Gobierno regional reaccione con dureza, se acabará extendiendo al resto de talleres y parte del resto del negocio». Aseguran que «por contacto directo con personal del grupo no solo afecta a Tedesa; el resto de filiales están siendo afixiadas de la misma manera, reduciendo la carga de trabajo, dejándolas sin materias primas o incluso no proporcionando algunos Epis a los trabajadores como guantes o buzos de trabajo», señalan. Y denuncia que «mientras la empresa pide realizar horas extras hay casi un centenar de obreros subcontratos a la vez que cientos de profesionales se encuentran sin trabajo en sus casas». De momento, mañana la compañía y los sindicatos retoman las reuniones. Si no alcanzan un acuerdo, alertan, el ERE se hará efectivo. De momento los sindicatos no ven «ninguna intención» por parte de Duro Felguera de modificar su postura: «Se muestran inmovilistas y ratifican el cierre», explican.

Fotos

Vídeos