Duro Felguera logra pactar un aplazamiento de tres meses con la banca sobre su deuda

Del Valle, en la última junta de accionistas de Duro Felguera.
Del Valle, en la última junta de accionistas de Duro Felguera. / M. ROJAS

El grupo asturiano se dispara en Bolsa un 9,68% tras el acuerdo de tregua alcanzado con las entidades financieras a las que adeuda casi 244,6 millones de euros

S. BAQUEDANO GIJÓN.

A Duro Felguera le gustaría pasar un verano sin sobresaltos. Según comunicó ayer la propia compañía asturiana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ha pactado con la banca acreedora un 'standstill' -o acuerdo de espera- sobre el vencimiento de deuda, que tendrá una duración máxima hasta el próximo 30 de septiembre.

Durante la vigencia del acuerdo se desarrollará el proceso de negociación sobre el vencimiento de deuda y garantías comerciales. Tres meses tendrá, por tanto, Duro Felguera para llegar a una solución la devolución de su deuda con Banco Santander, Santander de Leasing, Caixabank, Banco de Sabadell y Banco Popular, a los que se han adherido Bankia y BBVA.

El conocido como 'standstill' es un pacto durante la refinanciación entre deudor y acreedores en la que el deudor -en este caso Duro Felguera- se obliga a no presentar concurso de acreedores y estos últimos -la banca- se obligan a no emprender acciones legales o requerir de pagos al deudor, hasta la finalización del proceso de negociación y reestructuración de la deuda.

Durante la Junta General de Accionistas celebrada en Oviedo el pasado 22 de junio, el presidente de la compañía, Ángel del Valle, ya adelantó que esperaba avances en la negociación sobre el vencimiento de deuda, que actualmente es de 244,06 millones de euros. El objetivo de la negociación con la banca, según explicó, es «acompasar» las necesidades de liquidez y el vencimiento de la deuda al plan de negocio.

Opciones para negociar

Respecto a las condiciones que impone la banca para negociar, tras conceder la tregua del 'standstill', Del Valle fue claro en la Junta de Accionistas: «Si nos piden ayuda para desmontar la compañía, no vamos a colaborar». Porque las condiciones que sí impone el presidente de Duro son «garantizar el futuro de la empresa y preservar su integridad y su asturianidad», lo que equivale a que una ampliación de capital o la entrada de un socio capitalista y/o tecnológico no suponga una pérdida del control accionarial de la actual mayoría societaria.

Asimismo, la compañía ha abierto la posibilidad de dar entrada a un nuevo inversor dentro de su capital social, que, según dijo del Valle, tendría que aportar a la multinacional asturiana «solvencia, negocio y sostenibilidad».

En la Junta de Accionistas, Del Valle admitió que «el ejercicio de 2016 ha sido malo» para la entidad, con un resultado neto consolidado de unas pérdidas de 18 millones de euros, pero a la vez presentó 2017 como el inicio del despegue de la ingeniería asturiana. Para ello, presentó los datos de contratación del primer semestre del año, tanto por cifra de negocio como por mercados en los que la compañía ha entrado (mencionó Canadá, Europa del Este y regiones de Oriente medio), como los avales de una recuperación que espera que sea completa en 2018, si consigue cobrar los 492 millones de euros que tiene pendientes por los proyectos de Argentina, Australia, varios en la India y Venezuela, donde hay litigios y arbitrajes pendientes de solución que la compañía considera de relativamente fácil solución.

De hecho, el presidente de Duro anotó que durante el primer semestre de 2017 se han contratado proyectos por 400 millones de euros y que «no pudimos cerrar algunos contratos» por las «condiciones» financieras en las que está la sociedad en estos momentos, dado que hay clientes que requieren de una solvencia financiera que Duro, hoy por hoy, no presenta. Sin embargo, confió en que un acuerdo con la banca acreedora pueda facilitar las cosas.

Las acciones de Duro Felguera se dispararon un 9,68% al cierre en el Mercado Continuo después de que la empresa asturiana anunciara el pacto con la banca acreedora.

Más

Fotos

Vídeos