Efinco

Eficiencia energética en nuestra vivienda: un plan de pensiones gratuito

Ana I. Menéndez, gerente de EFINCO, en una cita de sector/
Ana I. Menéndez, gerente de EFINCO, en una cita de sector
EFINCO. Especializada en proyectos constructivos de alta eficiencia energética, la empresa defiende la inversión en hogares de bajo consumo como forma de ahorro
PUBLIRREPORTAJE

Una de las preocupaciones en estos tiempos es la disponibilidad de ahorros en la etapa de jubilación.

La empresa EFINCO propone un sencillo modo de ahorro que no implica pérdida de poder adquisitivo actual e incrementa de manera sustancial nuestra renta disponible en el futuro; invertir en un hogar de bajo consumo actual y depositar los ahorros energéticos en un plan de pensiones.

Ana I. Menéndez, gerente de EFINCO, nos explica qué nos reportarían las viviendas de Bajo Consumo Energético de cara a nuestro actual estilo de vida, y por qué estos edificios (de los que cada vez se oye más hablar) traerán cambios positivos en el modo de entender los nuevos hogares eficientes.

-¿Una vivienda de Consumo de Energía Casi Nulo (EECN) representa cambios en el concepto de vivienda actual?

-Si te refieres a cambios en la estética o distribución de espacios, en absoluto. Sin embargo, si te refieres a cambios en el modo de vivirlas, sí hay importantes novedades.

La calidad interior en cuanto a confort ha aumentado enormemente. Ya no necesitamos pagar enormes facturas energéticas para disfrutar de temperaturas durante todo el año en torno a los 21 grados; ya no es necesario abrir ventanas para ventilar, puesto que la vivienda suele tener un sistema de ventilación controlada que lo hace por nosotros estemos o no, haga frío o no, y por supuesto aprovechando y recuperando el calor que nuestro hogar está perdiendo por esta acción sin apenas consumo energético.

-Estarás cansada de preguntas de este tipo, pero he de hacerla. ¿Cuánto más cuesta un hogar de bajo consumo energético?

-Las nuevas reglamentaciones en materia energética ya recogen las bases de estos edificios. No por ser más eficientes desde el punto de vista energético tienen que ser más costosos. Utilizar la tecnología existente en edificación para planificar y desarrollar un buen proyecto no tiene sobrecoste alguno. Mejorar la piel del edificio depende más de la mano de obra especializada y de los materiales seleccionados que no están reñidos con precios razonables.

Resumiendo: el coste actual de estos inmuebles es muy similar al de cualquier otro inmueble que se ejecute en la actualidad, pero con un diseño y ejecución mucho más cuidado y supervisado.

-Se oye que estos edificios tienen un coste de mantenimiento muy bajo, ¿es cierto?

-Claro que es cierto. Si el edificio se diseña para no tener pérdidas de energía (al igual que un termo), su necesidad energética es mucho menor. Todos los propietarios de este tipo de inmuebles pueden confirmarlo.

De hecho, con los ahorros obtenidos de las facturas energéticas podríamos hacer planes de pensiones sin esfuerzo alguno, puesto que solo aportaríamos el dinero ahorrado del consumo energético que no hemos necesitado y cuando recuperáramos en la jubilación el dinero podría representar hasta un 30% del salario.

-Por lo que cuentas no hay ningún motivo por el que a día de hoy no se invierta en este tipo de edificación. ¿Por qué hay tan pocos hogares de Bajo Consumo?

-Por múltiples motivos, principalmente desconocimiento, miedo al cambio, inseguridad porque no conocemos a nadie que lo tenga y porque se presupone que su coste no está al alcance de todos. Todo ello son “mitos y leyendas de la edificación” que el tiempo está demostrando erróneas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos