Red Eléctrica corta el suministro a Azsa, Alcoa y Arcelor para evitar un apagón

Torres de alta tensión en las cercanías de la central térmica de Aboño. / DANIEL MORA
Torres de alta tensión en las cercanías de la central térmica de Aboño. / DANIEL MORA

Un problema en Aboño obligó a aplicar el acuerdo de interrumpibilidad por primera vez este año durante una hora a cada una de las tres empresas

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

La aplicación de la interrumpibilidad por parte de Red Eléctrica de España (REE) evitó en la noche del pasado lunes el colapso en el suministro eléctrico en la zona central de Asturias. Un problema en la central de EdP en Aboño obligó a cortar el suministro de manera sucesiva a Asturiana de Zinc (AZSA), Arcelor Mittal y Alcoa. Cada uno de los cortes se alargó durante una hora.

En concreto, una avería en un ventilador obligó a realizar una parada técnica en Aboño, dejando de suministrar durante tres horas a la red. A ello se unen otros factores como el escaso peso de la producción eólica y la dificultad de generar hidráulica en las condiciones actuales.

Más noticias

Como se sabe, la naturaleza del sistema eléctrico hace obligatorio un equilibrio entre la energía que se produce en ese momento y la que se consume. Cualquier desequilibrio en uno de los puntos provoca que el sistema se colapse y se caiga, se sufra un apagón.

La empresa pública Red Eléctrica de España (REE) es la gestora del sistema, vigilando que siempre exista la tensión suficiente para evitar su colapso. Ante la existencia de problemas actúa en uno de los dos vértices: incrementando la producción o recortando la demanda. En esta ocasión, sus técnicos decidieron acudir al consumo, rebajando la petición de energía en los grandes consumidores, las empresas electrointensivas.

El primer aviso de aplicación de interrumpibilidad se comunicó a Asturiana de Zinc (AZSA) sobre las 20.50 horas. La empresa aplicaba los mecanismos previstos y dejaba de recibir energía desde las 21.15 a las 22.15 horas. Sin embargo, en esa hora no se había resuelto el problema.

De ahí que se activase la segunda de las empresas con bloques de interrumpibilidad: ArcelorMittal. A las 21.51 su personal recibía el aviso y, a las 22.15, comenzaba la reducción de la potencia. La siderúrgica activaba sus protocolos y los sistemas funcionaban con normalidad.

Aunque los problemas en Aboño seguían sin solucionarse, lo que obligaba a recurrir a la tercera ficha: Alcoa, si bien esta compañía dispone de menos paquetes.

Por tercera vez, REE activó la aplicación de la interrumpibilidad. Unos veinte minutos antes de las once de la noche, Alcoa Avilés recibió. A la hora prevista comenzaba el corte y se alargaba una hora. Finalmente, en la media noche, se daban solucionados los problemas y se recuperaba la normalidad. Durante este tiempo se registró un corte en el suministro a las viviendas del pueblo de Laviana, próximo a la fábrica y que los vecinos vincularon a la interrumpibilidad. Esta es la primera vez que se aplica la interrumpibilidad este año en Asturias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos