Emilio Ontiveros: «Lo que se ve recuerda al verano de 2012, y eso produce escalofríos»

Emilio Ontiveros: «Lo que se ve recuerda al verano de 2012, y eso produce escalofríos»
Emilio Ontiveros, en el centro, debate con Fernando Vallespín y Mauro Guillén. / DANIEL MORA

«Vamos a asistir a un encarecimiento de la deuda pública, porque tendremos que apartar recursos para pagar intereses», advierte el economista

SUSANA BAQUEDANO OVIEDO.

Caía más de un 2% el Ibex 35 cuando los miembros del jurado del Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales 2018 se disponían en la mañana de ayer a iniciar las deliberaciones en el Hotel de La Reconquista de Oviedo. Emilio Ontiveros había estado siguiendo con preocupación la evolución de la Bolsa. «Es inquietante», afirmó nada más llegar ante los medios de comunicación. Y el catedrático de Economía y presidente de Analistas Financieros Internacionales (AFI) se explicó: «Cuando se mueven variables financieras, como la Bolsa o los tipos de cambio, debido a fenómenos concretos, uno puede establecer un vínculo causal más o menos claro, pero cuando es la geopolítica la que está condicionando comportamientos financieros como los que estamos viendo ahora mismo, se puede llegar a cuestionar la propia estabilidad de la eurozona».

Se refería Ontiveros a la incertidumbre política en Italia que ha extendido los nervios entre los inversores europeos. Los indicadores bursátiles, como el MIB de Milán y el Ibex 35 (los índices de referencia del país andino y de España) a la cabeza arrastraron a los mercados europeos a despeñarse en torno al 3% en los primeros compases de la sesión y a la prima de riesgo (el diferencial con el bono alemán a 10 años) a niveles que no se han visto en los últimos tiempos.

«En Italia, lo que está sobre la mesa es hasta qué punto un Gobierno resultante de las formaciones políticas coaligadas puede llegar a cuestionar el euro como moneda única y la estabilidad de la eurozona. Si en España no existiera el más mínimo atisbo de inestabilidad política, lo que está pasando en Italia ya sería suficiente como para que influyera en la cotización de la deuda pública y en la Bolsa», afirmó el economista.

Influencia e inestabilidad

«Ya vimos -prosiguió en su relato- tras las elecciones italianas que ese país contamina a España aunque de forma marginal, porque lo que ocurra en las economías periféricas, influye. Pero si a eso se añade la apertura de un escenario relativamente inestable en nuestro país, la situación es inquietante». «Independientemente de lo que ocurra en la Bolsa, vamos a ver un encarecimiento de la deuda pública española. Vamos a tener que apartar recursos para pagar intereses. Hasta ahora hemos tenido la gran fortuna de contar con el apoyo del Banco Central Europeo que nos ha permitido pagar unos tipos de interés extraordinariamente bajos, pero lo que estamos observando recuerda al verano de 2012, y eso da escalofríos», advirtió.

Las alertas que generan otras elecciones en Italia y el nuevo escenario de inestabilidad política en España han acelerado la desbandada en la deuda periférica. En nuestro país, la prima de riesgo llegó a marcar los 140 puntos básicos, algo que no ocurría desde marzo de 2017, aunque concluyó en 136. La italiana, por su parte, alcanzó los 292 puntos, en máximos de abril de 2013.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos