Multitudinaria manifestación en Avilés en contra del cierre de Alcoa

  • 20.000 personas han secundado hoy la marcha, una de las más numerosas que se recuerdan en la ciudad | 'Alcoa no se cierra' ha sido el lema más coreado

Respuesta unánime y multitudinaria de la sociedad avilesina ante el anuncio de despido colectivo de Alcoa en las plantas de Avilés y La Coruña. La marcha celebrada esta tarde por las calles de Avilés ha reunido a miles de personas, unas veinte mil. En cualquier caso, ha sido una de las más concurridas que se recuerda en la ciudad.

Entre los manifestantes, una nutrida representación de trabajadores de la planta gallega de La Coruña que, tras su propia pancarta, unían su protesta y sus lemas a los numerosos que se han coreado. El más escuchado: "Alcoa no se cierra", junto con múltiples alusiones al ministro de Industria, José Manuel Soria.

  • La narración de la manifestación contra el cierre de Alcoa

  • Manifestación en Avilés contra el cierre de Alcoa

La protesta ha terminado una hora después de su comienzo en la Plaza de España con la lectura de un manifiesto que ha exigido "responsabilidad" al Gobierno y a la empresa. Leído por la hija de un trabajador de Alcoa, se ha pedido voluntad política para evitar un despido colectivo que afectaría a más de cuatrocientos trabajadores de forma directa. En el comunicado se ha tildado a la empresa de "insaciable, que a las primeras de cambio y en una situación complicada decide eludir el compromiso con los trabajadores a los que tanto debe".

Han calificado la subasta de ininterrumpibilidad de "desafortunado invento, fruto de la ausencia de perspectiva y desconocimiento del sector industrial por parte del ministro José Manuel Soria". Han pedido al gobierno central que "establezca las medidas necesarias que permitan solventar" la situación, sin coste laboral en Asturias, ni un sólo despido".

En el comunicado han dicho que la fábrica de Avilés es rentable "y exigimos al gobierno y a la empresa que pueda seguir siéndolo. Para conseguirlo necesitamos voluntad política y voluntad empresarial". La empresa empezó a negociar el pasado martes un despido colectivo para las fábricas de Avilés y A Coruña, que suman más de un millar de puestos de trabajo directos.

Daniel Manzano, secretario de Industria de CC OO de Asturias, ha recordado que "en Avilés llevamos haciendo aluminio desde hace más de 60 años. No tienen derecho a pretender robarnos el derecho al trabajo y su fruto". Eduardo Donaire, homónimo en MCA-UGT, ha apuntado a que "es un problema político, que tiene que solucionar el Gobierno". Segismundo Lorenzana, secretario de Industria de USO, ha pedido a la empresa que si se hace con paquetes de interrumpibilidasd "lo reinvierta en una inversión para tecnología, que es lo que necesita la planta de Avilés".

En la manifestación se han dado cita políticos de todos los partidos con representación en el Principado, entre ellos los alcaldes de la comarca avilesina (Avilés, Castrillón, Corvera, Illas y Gozón). La primera edil de Avilés, Pilar Varela, ha pedido, como días atrás hiciera con sus compañeros, que "el Gobierno tiene que encontrar una solución. Hoy es Alcoa , pero no podemos estar en esta incertidumbre con nuestras otras grandes empresas consumidoras de energía".

El coordinador de IU en Asturias, Manuel González Orviz, y la europarlamentaria de la coalición, Angela Vallina, han estado presentes en la marcha. Al igual que el otro europarlamentario asturiano: el socialista Jonás Fernández, y el secretario de organización de la FSA, Jesús Gutiérrez o el presidente de la Autoridad Portuaria de Avilés, Santiago Rodríguez Vega y diversos concejales.

Los trabajadores de Alcoa han estado respaldado por la sociedad avilesina y también por sus compañeros de Galicia. A Avilés llegaron cuatro autobuses con empleados de las plantas de A Coruña y San Ciprián, así como numerosos coches particulares.

También acudió José Ramón Gómez Basteiro, secretario general de los socialistas gallegos (PSdeG), que aseguró que actualmente hay "tarifas energéticas desordenadas que parece que penalizan la industria. Lo único que pone en quiebra es el empleo y una electricidad cada vez más cara de los hogares".

Este viernes trabajadores de Alcoa Avilés se trasladarán a A Coruña para participar en la manifestación convocada por los compañeros gallegos en defensa de su futuro. Por la mañana, en San Ciprián el comité de empresa ha citado a los alcaldesa de la Mariña lucense para "que eleven la preocupación y se busque una solución", en palabras del presidente de su comité de empresa, José Luis Combarro. La dirección de Alcoa trasladó el martes a los sindicatos la documentación que argumenta el expediente de extinción de empleo para toda la plantilla de sus fábricas de Avilés y A Coruña.

El principal argumento para plantear este expediente es que Alcoa no pudo conseguir en la última subasta del mercado de la energía suficientes servicios de interrumpibilidad para sus fábricas, una sistema de retribución a la industria intensiva en consumo eléctrico por estar dispuesta a desconectarse de la red si es necesario.

directo