El Comercio

Duro denuncia al Banco de China por revelar información confidencial

Parte del complejo minero de Roy Hill, en cuya construcción participó Duro Felguera.
Parte del complejo minero de Roy Hill, en cuya construcción participó Duro Felguera. / E. C.
  • Cree que la entidad financiera avisó a otra compañía de que la asturiana iba a ejecutar un aval de 18,5 millones y le permitió paralizar el proceso

La construcción del complejo de mineral de hierro de Roy Hill (Australia) ha desembocado en una batalla judicial en la que están inmersos prácticamente todos los actores relacionados con la obra, desde el principal adjudicatario del proyecto, la coreana Samsung C&T, a su principal socio, la asturiana Duro Felguera, pasando por otras subcontratas. La maraña legal va en aumento con procesos en paralelo, denuncias mutuas y la exigencia de responsabilidades a distintos niveles. Ahora, la compañía gijonesa de ingeniería y bienes de equipo da un paso más y, según publica el diario The Australian, acusa al Banco de China (Bank of China), una de las cuatro mayores entidades financieras públicas del gigante asiático, de avisar a la compañía Dalian Huarui Heavy Industry Group (DHHI) de que iba a ejecutar un aval por 18,5 millones de euros, de tal forma que esta última tuvo el tiempo suficiente para conseguir parar el proceso a través de una artimaña legal.

El aval en cuestión era la garantía que figuraba en un contrato entre Duro Felguera y DHHI por equipamiento pesado para Roy Hill por importe de unos 177 millones de euros. La compañía asturiana exigió la ejecución del aval el pasado 7 de abril, pero el Banco de China le notificó que no podía pagarlo por una orden judicial dictada por una corte del país asiático del día 19 del mismo mes. Dado que la garantía estaba sujeta a confidencialidad, Duro Felguera reclama que se investigue cómo DHHI supo que se iba a ejecutar el aval a tiempo para asegurar la orden que paralizara la operación.

Con la sospecha de que el Banco de China filtró la información, el grupo asturiano reclama a la entidad financiera que remita todas las comunicaciones que mantuvo con DHHI entre el 7 de abril y el día 19. Este caso podría exponer al banco a procedimientos separados y la reclamación de daños y perjuicios por incumplimiento de contrato. De momento, el Banco de China no ha respondido a la reclamación de documentos de Duro Felguera, por lo que la empresa gijonesa ha llevado el caso al Tribunal Federal de Australia.

Más allá de este último capítulo judicial por el proyecto de Roy Hill. Duro Felguera reclama en los tribunales a Samsung 174 millones. El caso se encuentra en la Corte de Arbitraje de Singapur. Algunas fuentes cifran en más de 900 millones de euros la pérdida de la coreana en este proyecto, lo que la está llevando a intentar reducir el impacto ejecutando avales sobre sus subcontratas con la excusa de penalizaciones y la existencia de defectos. Duro Felguera rechaza este extremo y, por ello, ha llevado el caso a los tribunales. La compañía asturiana destaca también que dispone de avales de terceros que limitarían una hipotética decisión negativa para sus intereses.