El Comercio

Arcelor estrena en Gijón su tren de carril más moderno

Una de las nuevas cajas, en pleno proceso de laminación.
Una de las nuevas cajas, en pleno proceso de laminación. / E. C.
  • El nuevo sistema permitirá situar a esta instalación al nivel de los mejores suministradores mundiales y asegurará la producción durante los próximos años

El tren de carril de la planta de ArcelorMittal en Gijón llevó a cabo ayer por la noche la laminación completa de un carril a través de las nuevas cajas universales de laminación instaladas durante la parada del último mes. El miércoles y el jueves ya se habían realizado pruebas en la caja forjadora y, posteriormente, en la intermedia y la acabadora. En los próximos días se seguirá trabajando en el ajuste del proceso y su automatización para iniciar la próxima semana la curva de arranque.

Según la compañía, el nuevo sistema, único dentro de los trenes de carril de Arcelor en todo el mundo, permitirá situar a esta instalación al nivel de los mejores suministradores mundiales y asegurará la producción durante los próximos años.

La inversión, una de las mayores obras previstas para las factorías del Principado en los últimos años, tiene el objetivo de adecuar la instalación para fabricar un producto mucho más largo que el actual, pasar de 90 metros a 108. Sin embargo, para lograr este avance habrá que esperar al verano de 2017, cuando se complete la remodelación con la ampliación del enfriadero.

Los trabajos, que supondrán una inversión superior a los 24 millones de euros, fueron avanzando desde principios de año, pero fue el pasado 15 de agosto cuando se paralizó el tren para acometer la tarea principal: la colocación de tres cajas de laminación nuevas, universales y más modernas que permitirán mejorar la calidad y abordar los nuevos desarrollos de carril. Su cometido es laminar el 'bloom' procedente de la acería de Gijón y que se utiliza para el producto largo (carril) e ir dándole forma.