El Comercio

«Es muy difícil que los empresarios vivan donde diga Gaspar Llamazares»

  • Pedro Luis Fernández acusa al portavoz de IU de buscar «su momento de gloria y protagonismo insultando a los empresarios» de un modo «estúpido y ruin»

El anuncio de la Consejería de que intensificará el control para frenar el fraude fiscal que se vincula a que determinadas personas sitúen su domicilio o el de sus empresas fuera de la comunidad va camino de crear una difícil situación de conflicto institucional.

El pasado martes, la Fade esgrimía que el conocido como éxodo fiscal es «legal», y el miércoles el portavoz de Izquierda Unida en la Junta General, Gaspar Llamazares, cargaba contra la patronal, considerando que al defender la legalidad de cambiar de domicilio es tanto como validar «el sistema fiscal de Panamá. Es decir, justifican el fraude fiscal, los paraísos fiscales y no tienen en cuenta la importancia que tiene la justifica fiscal, la lucha contra el fraude para garantizar los servicios públicos». Añadió Llamazares que «presumir de asturiano o español para luego llevarse el dinero fuera no es ético ni patriótico».

«Molestas, cuando menos»

La polémica vivió un nuevo capítulo ayer, cuando Pedro Luis Fernández, presidente de la Fade y de GAM, preguntado al respecto durante la presentación de la Fiesta de la Maquinaria para calificar las declaraciones de Llamazares de «molestas, cuando menos». Explicó Pedro Luis Fernández ayer que, en su opinión, «Llamazares busca su momento de gloria y protagonismo, que tiene pocos, insultando a los empresarios», pero argumentó que fijar la residencia donde a cada ciudadano le plazca «es un derecho al que nadie va a renunciar», de forma que volvió a cargar contra el portavoz parlamentario de Izquierda Unida y subrayó que «es muy difícil que los empresarios vivan donde diga Gaspar Llamazares», del que insistió que su crítica se produjo de un modo «estúpido y ruin».