El Comercio

El grupo Duro Felguera perdió 1,8 millones de euros en el primer semestre del año

  • El incremento de los costes financieros lastra unas cuentas que presentan un avance en el ebitda del 21,6%

Duro Felguera perdió en el primer semestre del año 1,8 millones de euros. A pesar de que había regresado a beneficios en el primer trimestre de 2016, con un resultado neto de 2,1 millones, el grupo asturiano vio lastradas sus cuentas en los meses posteriores por un incremento en los costes financieros. De hecho, el resultado neto financiero fue de 10,7 millones de euros negativos, frente a los 10,2 positivos del mismo periodo de 2015. La compañía de ingeniería y bienes de equipo atribuye este peor comportamiento a menores ingresos financieros y al endeudamiento local en el proyecto de Vuelta de Obligado (Argentina). No obstante, según sus previsiones, el pasivo en este país quedará cancelado antes de fin de año. En este sentido, la compañía analiza desde hace meses la evolución de su caja, que se ha visto reducida, lo que conlleva que la dependencia de la financiación ajena aumente y se eleve el coste financiero. Además, la compañía subraya que durante el primer semestre ha sufrido diferencias negativas de cambio por medio millón de euros, frente a los 12,2 millones de diferencias positivas de 2015.

A pesar del mal resultado neto, el grupo cuenta con otras cifras que avalan su futuro. Su ebitda (resultado antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) se incrementó un 21,6% hasta situarse en 15,9 millones de euros. Además, el margen de este indicador a junio de 2016 se situó en el 4,8%, lo que representa una subida de 150 puntos básicos respecto al ejercicio anterior. El aumento del margen está relacionado con una mejora operativa en las líneas de negocio de Minería y Manejo de Materiales y de Petróleo y Gas.

No obstante, estos avances vienen aparejados con una reducción de las ventas en el primer semestre de 334 millones de euros, un 14,8% menos, provocado principalmente por el descenso en la facturación de la línea de Minería y Manejo de Materiales debido a la finalización del proyecto de Roy Hill (Australia). En el caso de las líneas de negocio de Petróleo y Gas y de Servicios los ingresos retrocedieron un 31,9% y un 7,5%, respectivamente. Por el contrario, la división de Energía elevó sus ventas un 5,5% gracias a los nuevos proyectos que han entrado en ejecución, fundamentalmente los de Aconcagua (Chile) y Empalme II (México). También aumentan los ingresos en Fabricación, un 20,6%, por el aumento en la contratación en calderería pesada.

De cara al futuro, la cartera de trabajo de la compañía asciende a 2.176 millones de euros. Con los contratos firmados y la cartera de proyectos en marcha, Duro Felguera mantiene el objetivo que se fijó al inicio del año de lograr una contratación anual de entre los 700 y los 800 millones de euros. Durante el primer semestre la contratación alcanzó los 217 millones de euros.

Mientras, los tres proyectos que llevan lastrando las cuentas del grupo durante algo más de un año siguen distintos procesos de reclamaciones. En el caso de la central de Vuelta de Obligado, el grupo gijonés sigue negociando con el cliente la compensación de los sobrecostes, aunque con una novedad: este mes de septiembre se inició el proceso de arbitraje. El monto total de la reclamación se acerca a los 137 millones de euros, de los que 38 ya se han considerado como mayor precio de venta en la contabilidad del proyecto.

En el caso de la central de Termocentro (Venezuela), un contrato de 1.500 millones, los saldos vencidos pendientes de cobro eran de 101 millones de euros a 30 de junio de 2016.

El tercer proyecto en discordia, el de Roy Hill, está finalizado, pero la contratista, Samsung, ha ejecutado avales por importe de 88 millones de euros. El grupo mantiene un proceso de arbitraje en Singapur y diversas reclamaciones en Australia. Asegura también que la mayor parte de las reclamaciones ya se han resuelto a favor de Duro, por lo que las expectativas son favorables.